Jenniffer González

Luego de juramentar a su segundo término como comisionada residente en Washington, Jenniffer González habló sobre sus prioridades en la capital federal y las necesidades principales que entiende hay que atender para encaminar el desarrollo económico de Puerto Rico.

En entrevista con EL VOCERO, resumió los proyectos en agenda en el Congreso de Estados Unidos, las metas que busca lograr en el próximo cuatrienio, las oportunidades de la Isla, los escollos que enfrenta y lo que debió hacerse de una manera distinta, según su punto de vista.

¿Cuál es su prioridad como comisionada residente en Washington?

Lo primero son los proyectos para luchar contra la pobreza infantil, que incluye el crédito por trabajo y el crédito por menor. En el caso de Puerto Rico, cualifica el tercer hijo, pero no el primero ni el segundo y eso impacta a casi 404,000 niños y 355,000 familias que recibirían un crédito de hasta $2,000 por hijo, lo que traería $300,000 millones anuales a la economía de la Isla.

¿Cuáles son los temas principales de su agenda?

Desarrollo económico, salud, igualdad y creación de empleo.

¿Cuál es el mayor desafío de la Isla?

El mayor reto es alcanzar todos los programas federales para no tener que estar pidiéndolos todos los años. Hay congresistas y puertorriqueños que le ponen obstáculos a la igualdad para lograr programas básicos para sacar a la gente de la pobreza.

¿Qué entiende se ha hecho mal en el gobierno en los últimos años?

Por décadas el gobierno de Puerto Rico se había preparado para un huracán categoría uno o dos, pero nunca había planificado los protocolos para una crisis o impacto de un huracán de categoría tres en adelante, lo que provocó muertes y la falta de coordinación entre las agencias. Se pudieron haber salvado vidas si administración tras administración se hubiera revisado ese plan de seguridad.

¿Cómo es su relación con el gobernador Pedro Pierluisi?

Es excelente. Está atendiendo cada sector con mucha prudencia. El gobernador está enfocado en resolverle a la gente y activar el renglón económico, redirigiendo programas de fondos para el sector de los negocios que han sido más afectados con la pandemia de Covid-19. Me alegran mucho los cambios de la última orden ejecutiva y ahora creo que también debe evaluar abrir los aeropuertos regionales, ya que cerrarlos ha ocasionado la merma de rutas aéreas a Puerto Rico y, por lo tanto, la pérdida de recursos para estos aeropuertos.

¿Cuál es el proyecto que no quisiera dejar Washington sin que se logre?

La igualdad plena en la Isla. El proyecto de igualdad para Puerto Rico es por el mandato electoral que se llevó a cabo en noviembre del 2020, en el cual una mayoría absoluta votó por la estadidad. Este es asunto prioritario, porque eso sienta las bases para reclamar la igualdad en muchos programas como el Seguro Social Suplementario. Ahora hay una Cámara y Senado demócrata que hablaron de la estadidad y voy a buscar esas alianzas para empujarla y que no se quede en las promesas vanas que muchos demócratas hicieron, que ahora que están en el poder lo puedan hacer.

¿Cómo ve el panorama para lograrlo?

Tenemos que crear ese ambiente y el voto de noviembre fue contundente y eso el Congreso lo entiende. Siempre hay puertorriqueños acá que quieren obstaculizar que Puerto Rico resuelva de manera final su problema colonial. Sin embargo, hubo acuerdo, al punto que la estadidad logró obtener más votos que cualquier partido o candidato en la Isla. Y ese es el mayor consenso que pudiera darse en una situación de estatus.

¿Qué temas se trabajan para avanzar el desarrollo económico de la Isla?

Hay medidas de desarrollo económico para la industria manufacturera y farmacéutica para asegurar la cadena de suplidos farmacéuticos. Voy a promover los créditos contributivos federales para empleo y proyectos de infraestructura como carreteras, banda ancha y comunicaciones. Vamos a seguir empujando la reconstrucción con los fondos Cdbg-dr, trabajando de la mano con el gobernador para adelantar esa agenda.

Buscamos enmendar el código de rentas internas para eximir el pago de contribuciones cuando se vende una propiedad, siempre cuando se invierta en Puerto Rico. También que toda la Isla sea declarada como ‘opportunity zone’ para nueva inversión. Vamos a radicar un proyecto para que Puerto Rico sea un HUB de carga aérea de manera permanente. Estos proyectos, además de los incentivos económicos para pequeños y medianos negocios como el paquete de ayuda federal con préstamos que se condonan, deben permitir mayor oportunidad económica en la Isla.

¿Cuáles son los proyectos encaminados en el sector de la salud?

Está el proyecto para aumentar los fondos de la aportación federal del Medicaid que vence en septiembre de 2021, para que nos traten igual que a los estados y voy a cabildear desde bien temprano. Que nos apliquen los 17 programas de Medicare, porque Puerto Rico solo puede manejar 11, porque no tienen los recursos para poder implantarlos. También voy a trabajar para que se cambie la asistencia nutricional del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria NAP al SNAP, que le daría beneficios a más gente, además de que se aumenten los pagos a los proveedores de servicios de salud para que no se vayan los médicos del País

¿Cómo ve el futuro tras la llegada del Covid-19 y la vacuna?

Puerto Rico tiene que aprovechar esta coyuntura histórica para incentivar su manufactura y hacerse parte del eslabón a nivel nacional con la pandemia de Covid-19, asegurando el suplido médico. La Isla tiene el potencial, la capacidad y los recursos para hacerlo.

Su opinión sobre el presidente saliente Donald Trump y el presidente electo Joseph Biden

Que Trump haya incitado turbas tratando de hacer un golpe de estado fue impropio y contrario a la ley y lo rechazo categóricamente, por lo que no puedo respaldarlo en un segundo término. La democracia se da de manera pacífica. Sobre Biden, él lleva mucho tiempo en el Senado, por lo que tiene experiencia. Espero que honre sus palabras de respaldo a la estadidad de Puerto Rico.