prabia

Puerto Rico se ha convertido en un importante centro de investigación y desarrollo para la industria de la biotecnología agrícola, al punto en que más del 85% de las semillas usadas en el mundo por dicho sector, han pasado por la Isla durante su desarrollo.

El primer estudio de impacto económico de la industria de biotecnología agrícola, realizado recientemente por Estudios Técnicos Inc., evidenció la importancia de la misma, no solo por el impacto económico que genera y como fuente de empleo, sino por la proyección de Puerto Rico como una jurisdicción con la capacidad para acoger actividades tecnológicamente sofisticadas.

Esta actividad representa $134.9 millones en beneficios reales para la economía local, y genera unos 2,600 empleos directos, indirectos e inducidos, informó Ramón Molinary, presidente de Puerto Rico Agricultural Biotechnology Association (PRABIA), entidad que agrupa y representa las siete empresas de biotecnología agrícola que operan en Puerto Rico.

Molinary destacó que es necesario continuar la investigación y desarrollo, a la par con la educación a la comunidad, para que entiendan la importancia del sector. “Perseguimos que nuestros miembros establezcan locales en Puerto Rico de la mano de una economía de conocimiento. Puerto Rico se ha convertido en una Isla de conocimiento en ciencias”, añadió.

Acorde con el informe, que recopila datos del 2016, las empresas que forman parte de la industria de la biotecnología agrícola a nivel local, por cada dólar invertido en la industria por medio de incentivos y créditos de impuestos, se genera un retorno de inversión de $5.36 para la economía local, para un beneficio neto de $65 millones.

La asociación está formada por las compañías AgReliant Genetics, Bayer CropScience, Dow AgroSciences, DuPont Pioneer, Illinois Crop Improvement Association, Monsanto y Syngenta.

El estudio indica que aportan anualmente $80 millones a la economía local, incurren en cerca de $130 millones en expendios en la Isla, pagan aproximadamente $5 millones en impuestos e IVU, y en cuanto al salario inducido, directo e indirecto, ayudan a generar $82.5 millones en paga.

“El informe, que se realizó de manera independiente y transparente, reitera la importancia de este sector para Puerto Rico y para el mundo. Además de impulsar el desarrollo del País por medio de la actividad económica y empleos que genera, la industria también tiene un rol importante en las comunidades donde operamos. La biotecnología agrícola es más que semillas; es una herramienta hacia la creación de una mejor calidad de vida”, dijo Beatriz Carrión, directora ejecutiva de Prabia.

Comentó que el crecimiento y estabilización del sector ha sido de manera sostenida desde 1995.

Según el informe, las empresas de Prabia arrendan, en conjunto, cerca de 5,000 acres de terreno a un costo mayor del promedio que se pagaría normalmente ($547 por acre vs. el costo promedio de $258), para un total de casi $3 millones pagados en renta cada año. Esto, sumado a los cerca de $40 millones ya invertidos en la compra de terreno, redunda en múltiples beneficios para los dueños de dichos terrenos. Los terrenos dedicados a la biotecnología agrícola en la Isla representan solo el 1.5 % de los terrenos destinados a la agricultura en Puerto Rico.

Se informó que en Estados Unidos la biotecnología aplicada a la agricultura ha crecido exponencialmente, a razón de 1.6% anual y con una generación de 300,000 puestos de trabajo.

José J. Villamil, principal ejecutivo de Estudios Técnicos, Inc. subrayó que la industria de la biotecnología agrícola tiene importantes beneficios económicos, particularmente para la región Sur de la Isla, donde se encuentran establecidas la mayoría. “En vista de la situación económica en la que Puerto Rico se encuentra, actividades como la que representa Prabia asumen una mayor importancia”, señaló Villamil, y comentó que las actividades de tales empresas aportan al quehacer de la academia y al conocimiento, por medio de las diversas colaboraciones de investigación y desarrollo que realizan con universidades públicas y privadas.

Las empresas Prabia brindan oportunidades de estudio, prácticas profesionales, recorridos educativos y trabajo a más de 700 estudiantes, además de ser el principal empleador de agrónomos en la Isla, con el reclutamiento de más de 200al año.

reportera