carne

La tarea de largas horas para deleitar unas costillas a la barbacoa se ha convertido en una oportunidad de negocios para Osvaldo Pérez y Finees Almemas, quienes decidieron llevar a otro nivel el pasatiempo de cocinar a la parrilla y al aire libre.

La idea fue crear un servicio de entrega a domicilio de carnes al “BBQ”, el cual les permitiera a los consumidores deleitar el plato con tan solo recalentar sin tener que involucrarse en la faena del asado. Se cocinan con leña y carbón, a fuego lento e indirecto.

Let’s Meat es el nombre del negocio que inició hace una semana y el cual se conceptualizó y desarrolló el último año, entre los compadres Pérez y Almenas, el primero un profesional de sistemas de información en la banca, y el segundo, que se dedica a las relaciones públicas y a la publicidad.

“Esto es un hobby que llevo casi 20 años y lo sigo en eventos afuera también. Hay una oportunidad para que la gente realmente conozca lo que es el BBQ tradicional”, señaló Almenas, en entrevista con EL VOCERO.

Contó que la idea inicial fue de Pérez, ya que cada vez que coincidían para hacer un asado se acercaban los vecinos e identificaron que muchas personas disfrutan del BBQ, pero no todos tienen el tiempo para prepararlo y esperar. Almenas destacó que “parte del BBQ es compartir, y se crea comunidad”.

Para el negocio, analizaron servicios similares en Estados Unidos y aunque puede haber maneras más sencillas de cocinar la carne, Almena indicó que la idea es que las personas reciban el sabor real de la barbacoa, algo que no están dispuestos a sacrificar a pesar de las 6 y 8 horas que pueda tomar un asado.

Para garantizar la frescura de la carne y que las personas solo precisen de recalentarla sin que se pierda el sabor, una vez lista se envasa al vacío y se entrega a la casa. Destacó que se entrega refrigerado, no congelado.

Los costos, explicó, fluctúan entre los $18 y $38, y en esta etapa inicial el servicio está disponible sólo en el área metropolitana, que incluye a San Juan, Guaynabo, Bayamón y Caguas. En días recientes recibieron una orden desde Ponce, y la trabajarán al ser una de gran volumen.

Almenas informó que las entregas iniciales incluyen las opciones de costillas de cerdo Baby Back, también costillas St. Louis Cut y las Country Style. Ya para septiembre, la proyección es que se añadirán alternativas, como brisket, pulled pork y short ribs de res, y platos de temporada como salmón ahumado, pavo, pollo y otros.

Los asados, cuya operación se maneja desde Bayamón, incluyen un adobo especial, el cual confeccionan con una base de café y ajo, más otras especias, para un sabor distintivo.

El servicio comenzaron a promocionarlo en redes sociales y Almenas mencionó que en Puerto Rico existe una comunidad amplia de seguidores de los BBQ.