Planillas

Se espera que el número de planillas que se radiquen este año supere el millón. >Archivo/EL VOCERO

Ahora que la fecha límite de radicación de las planillas de contribución sobre ingresos ha sido pospuesta hasta el 17 de mayo, es importante aprovechar este tiempo adicional para aclarar algunas de las dudas más comunes. Una de ellas es el estado personal contributivo que me corresponde reclamar en mi planilla.

El estado personal contributivo de cada individuo es aquel correspondiente a sus circunstancias particulares al final del año 2020.En Puerto Rico existen tres estados contributivos. Estos son casado, casado que rinde por separado y contribuyente individual.

El estado de casado es para individuos que están legalmente casados y viven bajo el mismo techo al finalizar el año. Esto no aplica en aquellos casos en que hayan otorgado capitulaciones matrimoniales que establezcan expresamente la total separación de bienes, a los que le corresponderá llenar su planilla como contribuyentes individuales.

El estado de casado que rinde por separado está reservado para aquellos que están legalmente casados, viven bajo el mismo techo y no poseen capitulaciones matrimoniales con total separación de bienes, pero optan por rendir por separado. Este estado contributivo provoca que la exención por dependientes y ciertas otras deducciones sean divididas a razón de 50% para cada cónyuge, mientras que otras deducciones podrán ser reclamadas en su totalidad por el cónyuge al que le correspondan.

Por último, tenemos el estado de contribuyente individual, que le corresponde reclamarlo a aquel individuo que al final del año 2020 no estaba casado, ya sea porque no ha contraído matrimonio, por divorcio o por viudez. El estado de contribuyente individual también aplica a los contribuyentes que estén legalmente casados, pero separados. Para considerarse que un individuo está separado, al cierre del 2020 no convivía con su cónyuge y no había vivido bajo el mismo techo que su cónyuge por un periodo ininterrumpido de 183 días durante los pasados 12 meses. Asimismo, como mencionado anteriormente, a aquellos que estén legalmente casados, pero hayan otorgado capitulaciones matrimoniales estableciendo expresamente la total separación de bienes, les corresponderá llenar su planilla como contribuyentes individuales.

Una situación particular ocurre para los contribuyentes que enviudaron durante el año contributivo. Al cónyuge sobreviviente o supérstite le correspondería llenar dos planillas. La primera desde el primero de enero hasta la fecha del deceso, incluyendo el ingreso de ambos cónyuges y reclamando la exención personal como casado que vivía con su cónyuge y la segunda planilla será desde a fecha del deceso hasta el 31 de diciembre e incluirá los ingresos correspondientes al cónyuge sobreviviente para ese periodo. En esa segunda planilla reclamará el estado contributivo al que tenga derecho al final del año. Es decir, si continua soltero, le corresponde llenar su planilla como contribuyente individual y si hubiese vuelto a casarse, rendiría como contribuyente casado.

Si tiene dudas o necesita más información, debe consultar a su CPA de confianza. También el Colegio de CPA tiene disponible el Manual del Contribuyente, que podrá acceder en la página www.colegiocpa.com.