buque en miami

Un buque de carga comercial en el puerto de Miami. >AP Photo/Lynne Sladky

SILVER SPRING, Maryland, EE.UU. — El déficit comercial estadounidense alcanzó la cifra inédita de 71,100 millones de dólares en febrero, luego de que la caída de las exportaciones superó por mucho una leve disminución de las importaciones.

Los analistas, que habían pronosticado una reducción algo menor, atribuyeron el fenómeno en gran parte a las condiciones graves del tiempo en ese lapso.

El déficit en febrero fue 4.8% mayor que los 67,800 millones de dólares registrados en enero, informó el miércoles el Departamento de Comercio.

La pandemia del coronavirus ha inhibido el comercio mundial durante más de un año, pero la situación parece estar mejorando ahora que millones de personas se están vacunando y gobiernos de todo el mundo empiezan a relajar las restricciones a la actividad económica. Para lo que va de 2021, el comercio mundial está apenas 1.8% por debajo del período similar del año anterior, justo antes del impacto de la pandemia.

La campaña de vacunación estadounidense, en la que más de 100 millones de personas han recibido por lo menos una de las dosis, está muy adelantada comparada a las de países desarrollados similares en Europa y Asia. De continuar esa tendencia, los economistas conjeturan que pronto habrá un regreso a la normalidad y que el déficit comercial incluso aumentará a medida que la economía estadounidense se acelere.

“El déficit comercial está a punto de crecer a medida que se intensifica la recuperación económica estadounidense en la primavera y el verano”, declaró en un boletín para clientes Oren Klachkin, de la Oxford Economics. “Las mejores condiciones de salud, la reapertura de negocios y los estímulos fiscales impulsarán la demanda interna y las importaciones”.

El aumento del déficit comercial en febrero refleja la caída de 2.6% en las exportaciones de bienes y servicios, a una cifra estacionalmente ajustada de 187,300 millones de dólares. Eso por mucho supera la caída de apenas 0.7% en las importaciones, una disminución leve con respecto a la cifra récord alcanzada en enero de 260,100 millones de dólares.

En cuanto a bienes, el déficit comercial en febrero fue de 88,000 millones de dólares, comparado con el de 85,200 millones para enero, y es más alto de que se tenga registro. La disminución de las exportaciones de 5,000 millones de dólares se debió en gran parte a una caída de 2,500 millones en la categoría de bienes capitales.

En cuanto al sector servicios, el superávit en febrero fue de 16,900 millones de dólares, el más bajo desde enero de 2012, ante la disminución en la exportación de servicios de viajes. Estados Unidos usualmente registra un enorme déficit en cuanto a mercancías, pero un superávit en cuanto a servicios.