secretario del DACO/ Edan Rivera

El secretario del DACO, Edan Rivera durante el recorrido por las gasolineras. >Suministrada

La divulgación de precios radicada ante el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) por los mayoristas importadores de gasolina reveló un disloque entre el precio de venta del combustible en la Isla y los precios en el mercado de referencia, según expuso el secretario de la agencia, Edan Rivera Rodríguez.

El funcionario precisó que, como parte del monitoreo de octubre, identificaron que, en septiembre, el precio en Puerto Rico subió en respuesta al comportamiento del mercado de referencia. No obstante, cuando los precios bajaron, la reducción no se reflejó en las gasolineras. “En lo que va del año es la primera vez que nos encontramos con esta situación y, precisamente por ello, tomamos acción inmediata para asegurar que algo así no se repita”, indicó.

Ante el hallazgo, el funcionario les otorgó a los importadores —Sol de Puerto Rico, Total, Puma Energy, Peerless y Best Petroleum— hasta el mediodía del lunes, 18 de octubre, para que presenten la explicación por la cual en ciertos períodos la baja en precio en el mercado de referencia —de aproximadamente 5%— no se reflejó en el precio al que vendieron el combustible a nivel Isla. De no someter la información se exponen a una multa de $10,000 por día.

Aunque no están claras las razones para la discrepancia, el presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina (ADG), Rafael Mercado, no descarta que responda a la eliminación de los márgenes de ganancia y a la congelación de precios, para intentar recuperar las ganancias dejadas de devengar durante los meses de la emergencia del covid-19.

Mercado expresó que la intervención del DACO es positiva para el consumidor, aunque habrá que esperar para conocer lo que hará la agencia al respecto.

“Nuestros precios están atados a lo que los mayoristas nos vendan. Nosotros no protestamos. Entendemos que le corresponde al DACO fiscalizar”, expuso el detallista.

En torno a las causas del disloque en precio, Héctor Román, director de la división de Estudios Económicos del DACO, explicó que, si en los documentos suministrados por los mayoristas se refleja que no van a seguir la tendencia del mercado de referencia, se tendrá que reformular por completo el mercado de gasolina para encontrar alternativas que incrementen la competitividad en ese segmento.

“Vamos a seguir añadiendo transparencia para que haya competencia, y seguiremos revisando la forma en que se establece el precio, de manera que el mismo mercado se vaya ajustando”, afirmó Román.

El titular del DACO también añadió que no descartan imponer una orden de fijación de precio o de márgenes de ganancia, si fuera necesario.

“Estamos en la etapa de requerimiento de información y no queremos adelantarnos a lo que vamos a hacer hasta que conozcamos el detalle de la disparidad de precios”, indicó Rivera, tras reconocer que medios especializados ya han divulgado que existe el fenómeno a nivel mundial, donde el margen de ganancia esta más alto de lo usual, como estrategia para recuperar el ingreso que han perdido durante la pandemia.

“Al momento no hay prohibición específica ni de los márgenes de ganancia ni de los precios de venta”, puntualizó.

Ante el reclamo del DACO, Mario Sierra, gerente general de Puma Energy, aseguró que, ayer en la tarde, recibieron el requerimiento de la agencia para que suministren información que justifique el precio de la gasolina.

“Estamos trabajando en la respuesta a dicha solicitud y estamos recopilando información de los pasados 60 a 90 días para demostrar que Puma Energy, como en el pasado, se ha comportado según lo refleja el cambio del mercado. Nosotros estamos cambiando nuestro precio constantemente, y el mismo se circunscribe a la tendencia del mercado”, aseguró Sierra.

Esta anomalía sale a flote cuando el precio del combustible se acerca a los 90 centavos por litro de gasolina regular. 

EL VOCERO gestionó la reacción de las demás empresas mayoristas, pero al cierre de la edición las gestiones habían resultado infructuosas.

reportera