Primex

El subsecretario del DDEC, Julio Benítez, el presidente de la Asociación de Industriales Carlos Rodríguez , y el presidente de la Junta de Directores de PRIMEX,  Felipe Hernández. >Suministrada

No empece los retos que enfrenta el sector manufacturero en la Isla, todavía continúa como la columna vertebral del desarrollo económico del País con 1,730 empresas que aportan sobre el 57% del ingreso bruto ajustado de Puerto Rico.

Dichas empresas crean 74,500 empleos directos y totalizan 220,000 con los empleos indirectos e inducidos. De las 1,730 empresas establecidas en la Isla, 1,100 son empresas que generan menos de 20 empleos.

A ese cuadro, el gobierno proyecta sumarle nuevos números, de concretarse las expectativas en gestiones y negociaciones de inversión, y se espera que en un plazo de cinco años surjan más de 100 proyectos, entre nueva inversión y expansión de operaciones vigentes. Esta proyección superaría los $100 millones comprometidos en incentivos gubernamentales, donde por cada multinacional se beneficiarían unas 10 empresas locales, sostuvo Julio R. Benítez Torres, subsecretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

Acorde con Benítez Torres, estas expansiones albergan todos los sectores de la manufactura, desde aeroespacial hasta artefactos médicos. Dijo que una de las empresas beneficiadas es Medtronics, que anunciará la expansión de operaciones y creación de nuevos empleos, tras recibir hace poco una extensión de su decreto contributivo por 15 años.

Félix M. Negrón, vicepresidente de operaciones de Medtronics, dijo que se encamina a crecer y generar empleos con nuevos productos y estructuras de costos que les añadan competitividad. “Nuestra base gira a través del talento de excelencia y cultura de mejoramiento constante. Se trata de mantener y continuar. Hay que seguir conectando el talento con la industria a través de la educación”, añadió.

Asimismo, la empresa local Valcor expandirá operaciones y creará nuevos empleos, tras una inversión de $6 millones. Generará 30 empleos, que elevarán su plantilla a 200. Rubén González, presidente de la empresa, indicó que la expansión los llevará a crecer la exportación de un 5% en la actualidad a un 30%, en mercados como el Caribe y la Florida.

Para Félix Rivera, presidente de EngiWorks, el futuro de la industria está en crear productos acordes con las necesidades del mercado. “Hay que movernos a la velocidad que se mueve el mundo. Hay que enfocar al País en la innovación, la cibermanufactura, la automatización de los procesos e invertir alineado a lo verde, lo local y lo sostenible, que es a donde se mueve el mercado”.

Todos los empresarios coincidieron en que el sector privado tiene que convertirse en el protagonista y el gobierno en facilitador, mediante la agilización de permisos, la extensión de tiempo de los permisos, y las ayudas para el mercadeo y distribución de los productos, entre otros elementos que dificultan la creación y desarrollo de las empresas pequeñas. Wanda I. Otero, de Vaca Negra, dijo que los costos y la dilación en los procesos aumentan la estructura de costos, y eso lesiona el crecimiento.

Por su parte, Rodrick Miller, director ejecutivo de Invest Puerto Rico, se mostró optimista y resaltó la importancia de analizar los retos para desarrollar estrategias adecuadas. “Hay que promover la Isla como destino de inversión. Para ello hay que desarrollar la innovación en los negocios y ser competitivos no solo por costo sino por valor. Hay que cambiar la narrativa de los incentivos y demostrar que Puerto Rico puede ofrecer un valor que no van a encontrar en ningún otro lugar”, planteó.

Para el economista José Joaquín Villamil, Puerto Rico tiene que decidir dónde quiere estar en los próximos años y luego establecer estrategias. Mencionó que en la Isla impera un bloqueo interno, donde el gobierno es un obstaculizador. En torno a la austeridad fiscal impuesta por la Junta Federal de Control Fiscal, acentuó la necesidad de imponer un estímulo económico. “Puerto Rico necesita tener conocimiento de lo que ocurre a nivel global e institucionalizarlo. El otro problema es el de ejecución, que hay que atenderlo con prioridad. Por años se han tenido proyectos como Roosevelt Roads, El Puerto de Las Américas, la Base Ramey y otros, y no han hecho nada”.

reportera