Historic buildings of the financial district in lower Manhattan, New York City

Sunlight shines on the historic buildings of the financial district in lower Manhattan, New York City near Wall Street

La National Public Finance Guarantee Corporation y la MBIA Insurance Corporation radicaron una demanda ante el Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan, contra ocho bancos de Wall Street, tras responsabilizarlos de poseer información veraz sobre las inversiones y en abierta violación a la confianza del pueblo de Puerto Rico no hicieron evaluaciones adecuadas ni investigaciones de cuán factibles eran esos bonos. Se alega que en su lugar ocultaron ciertos hechos que pudieron haber conducido a una investigación razonable, en violación a la ley y reglamentos de la industria y en aras de enriquecerse.

Los demandantes son aseguradores de bonos, quienes han recibido y honrado reclamaciones por más de $1,000 millones, luego de que la deuda municipal suscrita por los bancos de inversión se volviera insostenible en cuanto a sus términos y, como consecuencia, el Estado Libre Asociado de Puerto Rico y sus agencias incumplieran con sus obligaciones. Los demandados, son: UBS Financial Services, Inc.; UBS Securities LLC; Citigroup Global Markets Inc.; Goldman Sachs & Co., LLC; J.P. Morgan Securities LLC; Morgan Stanley & Co. LLC; Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Inc.; RBC Capital Markets, LLC; y Santander Securities, LLC.

Cada uno de los bancos de inversión demandados suscribió uno o más bonos emitidos por el Estado Libre Asociado, la Autoridad de Energía Eléctrica, la Autoridad de Carreteras y Transportación y la Corporación del Fondo de Interés Apremiante.

El abogado de National y la MBIA, Jonathan Harris —quien en unión al exjuez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Federico Hernández Denton, Harold Vicente y Philippe Selendy presentó la demanda a nombre de las aseguradoras— explicó que estos ocho bancos han sido los responsables del colapso de la economía de Puerto Rico. La demanda alega que —por más de una década— estos bancos instaron a Puerto Rico y a sus agencias a emitir cantidades enormes de deuda, permitiendo que los bancos se beneficiaran de la suscripción y venta de bonos, así como del intercambio de tasas de interés, refinanciamiento y otras transacciones relacionadas. En su capacidad como suscriptores (“underwriters”), los bancos de inversión tenían una responsabilidad fundamental de servir como guardianes del mercado para garantizarles a los mercados que estos bonos municipales iban a ser repagados. Sin embargo, tal y como lo demuestra el Reporte de Investigación Especial encomendado por la Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico, los bancos de inversión no realizaron la debida diligencia, provocando que divulgaciones claves resultaran ser materialmente falsas o engañosas. Estas fallas en la diligencia adecuada ocultaron hechos esenciales que hubiesen demostrado que la deuda no era sostenible y que no podía ser pagada de acuerdo con sus términos.

Entre 2001-2014, estos bancos suscribieron $66 mil millones en bonos que abarcan Prepa y Cofina, entre otros. De esos, National ha asegurado más de $15.7 mil millones de deuda para emisores de Puerto Rico. Ante los incumplimientos de los bonos, dicha aseguradora ha pagado sobre $1,000 millones para cubrir las pérdidas de los inversionistas asegurados.

“Para estos bancos Puerto Rico era una gran máquina de hacer dinero. Se enriquecieron de otras maneras. Sin embargo, Puerto Rico no pudo cumplir con los pagos, dejando a todo el mundo sin cobrar. Los municipios afectados no podían ofrecer servicios y los bonistas residentes en la Isla vieron el valor de sus inversiones en picada, quedándose sin retiro y sin pensiones”, afirmó Harris.

El abogado reconoció que mientras el gobierno de Puerto Rico no tenga acceso al mercado de capital, no podrá salir del atolladero financiero en que se encuentra y tampoco podrá pagar la deuda. “Estamos actuando como protector del resto de los asegurados. Pensamos que esta demanda está en el interés de Puerto Rico a largo plazo. Para que la gente pueda retomar confianza en el mercado, a consecuencia de este tipo de acto, tenemos que hacer responsables a los bancos por sus conductas y acciones y que, de cierta manera, como responsables de la deuda tengan que reembolsar esos dineros”.

Harris fue enfático en que el crecimiento de Puerto Rico requiere volver a tener acceso a los mercados de capital y eso no se logra si los inversores no confían en los bancos que suscriben esos bonos.

“Los llevamos al tribunal por conducta impropia, de manera que la misma no se repita y con ello hacer crecer la confianza en general, lo que repercute en bajar el costo de los préstamos e incrementar las inversiones”, concluyó.

reportera

(4) Comentarios

Marcos Del Ensanche

Pero en la Federal tuviese más Empuje y Interés.

Elmo Home-Brown

Al inservible y arrastra-pies tribunal local???????jejejeje!!!! Bendito...... si ahi no hay quien sepa un divino de un tema tan complicado como ese. Ahí de lo que saben es de ron y cerveza, empezando por los juecesitos y fiscales vagos y borrachones. Si de veras quieren que esto se mueva, vayanse a la federal.

Enrique Giraldo

Ya era hora que alguien reclamase esto. Mucho se demoraron.

Allthetime Sin Gao

busquen al mago fotutin y sus 100 ratas bailarinas y al burro de coamo que les vendieron una republica de chigadera boricua como la fantasia de los indigenas acefalos del caribe.

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.