Jenniffer González

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Mañana iniciarán las vistas del Comité de Transportación e Infraestructura de la Cámara de Representantes federal, donde se discutirán algunas de las propuestas de la comisionada residente Jenniffer González incluidas en la Ley “Invest in America”, sobre temas de la transportación y medio ambiente que afectan directamente a Puerto Rico.  

El proyecto que se les presentará a los congresistas, pide que la subvención en bloque del Programa de Carreteras de Puerto Rico se incremente de $158 millones a $340 millones, lo representaría un aumento de 215% y un presupuesto de $1,412,400,251 durante los próximos cinco años.

“El proyecto se estará viendo el miércoles y jueves para su aprobación. En la Sección 103 de la medida, a la Isla se le asigna un presupuesto de $52,400,251 para mejoras a las vías de rodaje”, explicó González sobre algunas de las prioridades a favor de la infraestructura de la Isla.  

Entre los proyectos para modernizar las carreteras del País está la extensión de la avenida Ángel Castro Pérez (PR-122) entre San Germán y Lajas, para la que se solicitaron $5 millones. 

“También está la reconstrucción del kilómetro 16.4 que conecta a Gurabo con el área metropolitana (a través de Trujillo Alto) para lo que solicitamos $4.8 millones. Además, de mejoras a la intersección de las PR-2 y PR-6, hasta la intersección de la PR-2 (Km 9.0) con la calle San José en la urbanización Alborada”, detalló.

Aparte, se incluye la reconstrucción de la carretera PR-306, del Km 0.0 al Km 4.70, carretera PR-394, del Km 0.0 al Km 3.0, carretera PR-117, del Km 0.0 al Km 13.1 y la construcción de una nueva rampa de acceso a la PR-189, adyacente al intercambio PR-9030 y PR-30, así como un nuevo sistema de semáforos.

Otro acuerdo propuesto es que se incluya a Puerto Rico en el Programa de Subvenciones para la Reconstrucción Rural, que proporciona ayudas para mejorar la infraestructura de estos sectores apartados.

“El Programa de Subvención de Reconstrucción Rural, nos va a permitir arreglar los puentes a un costo compartido de un 80% de presupuesto federal y 20% estatal. Se cambia la definición de que una comunidad rural es aquella con hasta 200,000 residentes. Esto es bien importante, porque muchos de nuestros pueblos no cualificaban porque tienen 45,000 o 12,000 habitantes. Esto significa que la mayoría de Puerto Rico obtendría fondos para carreteras rurales”, aseguró.

La posibilidad de que se puedan emitir licencias de camiones comerciales, es otra de las peticiones, ya que actualmente estos conductores cuentan con una licencia local, pero sin la clasificación federal, por lo que no tienen los mismos beneficios que los choferes de los estados y hace que la Isla no sea elegible para recibir subvenciones dirigidas a este sector.

La sección 1202 requiere que el secretario del Departamento de Transportación Federal establezca e implemente un programa de mitigación previo a desastres para mejorar la resiliencia del sistema de transporte y asegurar el uso eficiente de los recursos federales. En la Sección 1304 sobre subsidios para la innovación climática comunitaria, se habla de proyectos que logren la reducción de viajes en vehículos con una sola persona para brindar alternativas de transporte multimodal.

“Se busca que se reduzcan los viajes en auto mediante subsidios para guaguas, trenes o trolleys. También se busca aumentar los fondos para los centros de transporte universitarios (UTC) a $96 millones para los años fiscales 2023-2026, un aumento de $18,5 millones o 23,8% de los $77.5 millones que reciben actualmente”, concluyó la comisionada sobre algunas de las propuestas que se evaluarán en las vistas.