Economía mundial crecerá 3.5% en 2017

El recién nombrado administrador de Vivienda Pública, William Rodríguez Rodríguez, en entrevista con EL VOCERO aseguró que las prioridades en la agenda de la agencia están fundamentadas en tres vertientes principales: servicio a los residentes, inversión e infraestructura.

En el segmento del servicio al cliente, continuarán enfocándose en el aspecto social de los residentes, principalmente niños, envejecientes y discapacitados, en todos los ámbitos. En esta encomienda, el desarrollo de la autoeficiencia en los residentes constituye parte esencial de la estrategia de trabajo. En ese particular han desarrollado el Programa de Ama de Llaves, donde una vez culminada su capacitación, brindarán sus servicios dentro de la comunidad; pero aclaró que no se les limita y pueden ofrecer servicios en otros lugares. De igual forma, capacitarán como líderes recreativos a residentes de la comunidad, de manera que ejerzan un rol organizativo. “Perseguimos desarrollar en los residentes la autosuficiencia, de manera que puedan autoemplearse e ir poco a poco saliendo de la dependencia de vivienda social e ir adquiriendo sus propias unidades de vivienda”, afirmó Rodríguez, quien recibe bajo el nuevo puesto un salario de $125,000.

Asimismo, continúa la rehabilitación de viviendas para personas con discapacidad. Para estos trabajos tienen proyectados unos $40 millones, labores que se realizarán en unas 250 unidades trimestralmente. A ello agregarán la continuidad en el establecimiento de Centros Educativos Tecnológicos a través de todo Puerto Rico. Con ello persiguen facilitar el acceso a la tecnología para potenciar la educación y la culminación de grados universitarios dentro de la población de vivienda pública, de manera que se les facilite insertarse en la fuerza laboral.

Apuesta al desarrollo de vivienda mixta

El titular de la Administración de Vivienda Pública aseguró que se encuentran en el proceso de contratación para el desarrollo de proyectos de viviendas mixtas, como los inaugurados en Hato Rey y Puerta de Tierra. En la agenda inmediata se encuentran varios desarrollos, como el proyecto de Caguas —que está próximo a inaugurarse— el cual proveerá unas 1,000 unidades asequibles adicionales, a las cuales tendrán acceso tanto personas de cero ingreso hasta individuos de clase media y profesionales. “Con estos proyectos, donde se mezclan todas las clases —rompiendo con ello los estigmas existentes—, perseguimos desarrollar viviendas sin que representen grandes inversiones de nuestra parte. Para ello haremos uso de las zonas de oportunidad y de parte de los fondos de CDBG, determinados para estos fines”, apuntó en momentos en que reconoce que la iniciativa ha sido un éxito en los lugares donde se ha implantado. Hoy convergen en los proyectos inaugurados, en un 75% familias subsidiadas bajo algún programa gubernamental y 25% residentes con algún poder adquisitivo.

Para esta iniciativa hay destinados $400 millones, provenientes de la reciente asignación de $1,500 millones. Unos $200 millones de esa partida entran ahora a la agencia.

Estable la demanda

Pese a la situación desatada por los huracanes Irma y María, la tasa de participantes, así como de solicitantes, de este tipo de ayuda de vivienda pública se mantiene estable. Tras María, había una lista de espera de 24,000 familias, número que hoy se ha reducido a 18,000 familias y que proyectan sea inferior en la medida en que se alleguen los fondos federales a la Isla.

“La tasa de ocupación de vivienda pública se mantiene muy estable, promediando el 98%. Esto representa alrededor de 53,000 familias. La razón para la estabilidad y merma en la lista de espera responde a varios factores. Entre ellos la emigración, la compra de casas y la merma en las ejecuciones hipotecarias.

“Hay una mejoría económica que está rompiendo un poco con la dependencia. Perseguimos establecer en todos los programas la autosuficiencia y la autogestión, cambiando el modelo de manera que el residente pueda adquirir su propia vivienda y salir de la dependencia. Le vamos a dar las herramientas”, puntualizó.

Explicó que “fueron muchos años de crisis económica, economía en decrecimiento y oportunidades limitadas. Ahora llegan unas oportunidades que les otorgaremos para que puedan desarrollar microempresas, adquirir sus viviendas y establecer otro entorno. Se trata de una integración total”, dijo Rodríguez, en momentos en que reconoce el éxito que han estado logrando los complejos de viviendas mixtas, donde aseguró que ya existe lista de espera.

Con estos proyectos, la agencia persigue romper los estigmas de las áreas de procedencias al momento de solicitar un empleo, y con ello ampliar las oportunidades para que los resistentes de vivienda pública logren insertarse en la fuerza laboral.

reportera

(1) Comentarios

Allthetime Sin Gao

eso es tan facil como identificar que tipo de parasitos sociales hay .

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.