Escuela

El aumento constante en los casos positivos de coronavirus (Covid-19) en la Isla mantiene la incertidumbre de si realmente los estudiantes regresarán a tomar clases presenciales en los planteles escolares en el mes de septiembre.

Se prevé que esta situación afecte directamente la venta de efectos escolares bajo la Determinación Administrativa 20-18 de Hacienda. Esta extiende el periodo de ventas de regreso a clases libre de IVU a partir de este próximo miércoles, 29 de julio, hasta el sábado, 1 de agosto. 

“Nuestra preocupación mayor son los padres de escasos recursos que quedaron desempleados o que tienen una entrada de dinero menor a la que tenían antes de la pandemia de Covid-19. Muchos también han tenido que gastar en el cuido de sus hijos para ir a trabajar, por lo que entendemos que comprarán solo lo necesario para el regreso a la escuela”, comentó Jorge Argüelles, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

Las clases en línea desde los hogares, sin duda, afectarán la venta de algunos artículos que no necesitarán mientras estudien fuera de las escuelas o colegios.

“Con tantos casos de Covid-19, la realidad es que no sabemos si en septiembre volverán los niños a las aulas. Los padres dejarán para después la compra de bultos, uniformes, ropa y calzado, porque todavía no se sabe cuándo lo van a utilizar. El Gobierno debe considerar días adicionales sin IVU cuando realmente se sepa cuándo se van a realizar las clases presenciales”, pidió Arguelles.

En esta ocasión la venta de regreso a clases sin impuestos será el miércoles, jueves, viernes y sábado, a diferencia de años anteriores que se realizaba solo viernes y sábado. Esto para evitar las aglomeraciones de personas en las tiendas de artículos escolares.

Durante el periodo del 29 de julio al 1 de agosto, estarán exentos los uniformes y materiales escolares como carpetas, bultos, calculadoras, cinta adhesiva, tiza, compás, crayolas, gomas de borrar, cartapacios, acordeones, expansibles, plásticos, sobres manila, pega, marcadores, “índex cards” y loncheras, así como papel de argolla, para copias, cuadriculado, de calcar, manila, de color y de construcción. También cartulinas, sacapuntas, lápices, bolígrafos, transportadores, reglas, tijeras, materiales de música o arte como barro, esmaltes, pinturas acrílicas, de témpera y de aceite, brochas, libretas de dibujo, de bosquejos y acuarelas, además de instrumentos musicales, mapas y globos terráqueos.