Ahorro

Quedan seis semanas para culminar el 2020, que ha sido el año más difícil que hemos vivido en tiempos modernos.

En el 2017, el poderoso huracán María “nos tiró contra el piso” pero el poder mortal y desestabilizador del Covid-19 no tiene precedentes en nuestra historia reciente.

El lado positivo de la combinación de todos los golpes que ha recibido Puerto Rico en las últimas décadas es que nos hemos convertido en una sociedad más resiliente y creativa para sobrevivir y adaptarnos a la nueva realidad.

Hoy quería compartir algunas ideas y consejos para despedir el 2020 de forma exitosa y crear las bases para el inicio del 2021. El nuevo año debe marcar el paso a una recuperación gradual y la transición a una nueva realidad. El surgimiento de tratamientos (vacuna) por parte de varias empresas farmacéuticas y la entrada de un nuevo gobierno aquí y allá, abren esperanza hacia el futuro.

Entender el entorno económico: La crisis sanitaria provocó un impacto estimado de $12,000 millones en la economía, y motivó al gobierno federal a inyectar dinero a los negocios y hogares a través de paquetes de estímulos para evitar el colapso financiero. En el caso de Puerto Rico, hemos estimado que se han recibido sobre $6,000 millones en diversas ayudas (PUA, Cares Act, PPP) que han creado una liquidez artificial en la economía. Exhortamos a que no caigamos en la trampa de pensar que la crisis creada por el Covid-19 ha sido resuelta y no nos planifiquemos para la nueva normalidad una vez se acaben estas ayudas transitorias.

Análisis del impacto financiero del Covid-19: En primer lugar, recomiendo un análisis de tu realidad financiera y los efectos que generó la pandemia en las finanzas de tu hogar o tu empresa. Es importante evaluar cómo se afectaron tus ahorros, reservas de efectivo o las líneas de crédito como resultado directo del impacto del disloque económico creado por el Covid-19. Cuando termine el 2020, habremos estado nueve meses afectados por la crisis de salud.

Comunicación con acreedores: La pandemia provocó que los bancos y demás acreedores extendieran ayudas y moratorias que han permitido a miles de hogares y negocios tener un respiro en el pago de las deudas. Sin embargo, en los meses venideros, estas moratorias llegarán a su final lo que provocará el reinicio de los pagos. Es recomendable que se acerque a sus acreedores y establezca un plan de pagos que permita volver a la normalidad en el 2021.

Maximizar la tecnología: La tecnología ha sido una gran aliada para que las empresas y los hogares se mantengan operacionales en medio de esta crisis. Las plataformas para trabajar en formato remoto, para hacer compras, para estudiar y para los temas de salud, (telemedicina) han jugado un importante rol. Recomendamos fortalecer la capacidad de entendimiento y utilización de los recursos tecnológicos como parte de este esfuerzo.

Un plan estratégico: Por último, las empresas, los hogares y los ciudadanos, debemos adoptar un pensamiento estratégico y planificar nuestras acciones dentro un plan. Necesitamos diseñar acciones a seguir tomando en cuenta la diversidad de escenarios (posibilidades) que la actual crisis puede generar durante los próximos meses. Debemos prepararnos para un proceso de 18 a 24 meses de recuperación, y debemos crear las reservas de efectivo, los modelos de negocio, y las estrategias de reinvención profesional o empresarial para adaptarnos a la nueva realidad que surgirá luego del COVID-19.

Este análisis fue redactado por la unidad de investigaciones de Inteligencia Económica, disponible para suscriptores junto a más de 200 indicadores económicos y herramientas de inteligencia de negocios para su empresa.

Para más información sobre nuestra firma o nuestros servicios, PRESIONE AQUÍ