Man pulling the curtain up to a new better world after coronavirus COVID-19.

El golpe recibido por el pequeño y mediano comerciante local (Pymes) ha sido mayor que el que han enfrentado las grandes empresas, por lo que urgen medidas de auxilio para este sector privado que es el corazón de la economía de la Isla. Así se desprende del estudio Índice de Confianza del Empresario, presentado por el economista Joaquín Villamil, presidente de la Junta de Directores de la firma Estudios Técnicos, Inc. El estudio fue comisionado por la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

“Para las empresas pequeñas será mucho más difícil entrar y mantenerse en la actividad económica, porque su capital es mucho más frágil que el de las grandes empresas. Otra situación que no se menciona es que no tienen aseguradas sus cadenas de abastos, a diferencia de las compañías grandes, por lo que han sufrido más el embate del Covid-19”, indicó Villamil.

Prevé que esta situación se vaya agravando, por lo que entiende es necesario que la nueva administración del gobierno reaccione con sentido de urgencia y busque alternativas para salvaguardar a las Pymes, durante y luego de la pandemia de Covid-19.

“La estructura del mercado del ‘retail’ cambiará y estará más concentrada en las empresas grandes, esto se intensificará. Por eso es tan importante una política pública para la que sea una prioridad fortalecer a las Pymes, un sector de capital local que ha recibido ayuda para seguir respirando, pero no para ponerlo a competir”, enfatizó el economista.

¿Qué opina el empresario?

Gran parte de los portavoces de empresa entrevistados en el estudio, revelaron los principales aspectos que afectan las operaciones: el 54.7% mencionó la situación económica, el 51.3% la carga de impuestos y el 37.3% la burocracia gubernamental, seguido del costo energético, las restricciones durante la pandemia de Covid-19 y la escasez de fuerza laboral.

El economista resaltó que el sector comercial en la Isla es homogéneo, ya que el nivel de ingreso del área metropolitana es el triple de otras zonas -como el centro de la Isla- además de que el efecto económico es diferente en los pequeños negocios que en las grandes empresas, por lo que la perspectiva y las preocupaciones varían.

“Al 46% de las empresas con más de 20 empleados le preocupa el costo energético, a diferencia de las más pequeñas, con un 30%. El 30% de las grandes dijeron que su nivel de venta aumentó, lo que en las pequeñas fue 13%. Lo mismo ocurrió en el nivel de empleo de las grandes que contestaron que aumentó 13%, mientras las pequeñas dijeron solo un 7%”, detalló Villamil sobre la diferencia según el tamaño de las compañías.

Según se desprende del estudio, el 47.3% de los encuestados está vendiendo a través de internet y el 43% cerró total o parcialmente en los últimos seis meses, por un promedio de al menos 100 días. El 56% ha tenido una disminución en ventas, el 29% tuvo algún empleado contagiado con Covid-19 y el 45.5% espera que sus ventas no cambien en los próximos seis meses, mientras que el 38.7% piensa la situación de Puerto Rico estará peor en doce meses y solo el 23% espera que sea mejor.

Índice de Confianza del Consumidor

De acuerdo al Índice del Consumidor, los jóvenes están más optimistas que las personas mayores en la perspectiva laboral, pero la mujer está más negativa en su capacidad de gasto, tal vez porque ha estado afectada por el cuido de los niños en el hogar, comentó Tatiana Irizarry Hilera, directora comercial de Nielsen Puerto Rico, quien presentó el estudio.

El 57% de los participantes opinó que no es buen momento para las compras, el 42% que su situación económica estará igual en los próximos seis meses y el 85% ha cambiado sus hábitos para ahorrar en los gastos del hogar, sobre todo, en los de entretenimiento que se redujeron un 17%, mayormente en personas de entre 35 y 44 años.

“El 13% de los jóvenes de entre 18 y 24 años identifica como el problema número uno la situación política del País, mientras que el 27% con edades de entre 55 y 64 años, está más preocupados por la seguridad, educación, manejo de pandemia y desempleo, en este orden”, añadió Irizarry.

Según la data, el 74% está usando el canal online para hacer compras y el 62% indicó que su experiencia ha sido buena. Los consumidores están visitando los supermercados de cadenas 4.3 veces al mes, 5.2 las tiendas de conveniencia, 2.5 las farmacias independientes, 3.7 los supermercados independientes, 3.1 las tiendas online, 3.6 las tiendas por departamento y 2.2 las farmacias de cadenas.

“Están comprando más frutas, verduras, refrescos, agua, detergentes, jabón de mano y el 41% ha dejado de comprar bebidas alcohólicas para hacer ajustes al presupuesto del hogar. El 70% ha incrementado la selección de marcas privadas”, aseguró la directora comercial.

Por su parte, Mayreg Rodríguez, directora ejecutiva de Supermercados Selectos, presentó dónde coinciden y dónde difieren los empresarios y los consumidores.

“Para el consumidor la situación económica es la sexta preocupación, mientras que para el empresario es número uno. El consumidor cambia sus gastos de compra para reducir sus costos, mientras que el 44.7% de los empresarios espera aumentar sus ventas. Ambos sectores coinciden con un 84% en que estamos en una recesión”, señaló Rodríguez.

Sobre los factores en los que convergen o no los consumidores y empresarios, el contador público autorizado (CPA) Kenneth Rivera y Gamaliel Malavé, presidente de Upturn Co., dijeron que esperaban el resultado presentado.

“La disparidad y las expectativas son diferentes, los negocios piensan en los impuestos, permisos y costo de energía, mientras que la gente en salud, seguridad y educación. No me sorprendieron las diferencias”, comentó Rivera.

Por su lado, Francisco J. Rodríguez-Castro, presidente & CEO de Birling Capital, resaltó la importancia de que se consulte al sector de negocios para atender sus necesidades de manera efectiva.

“El gobierno no le hace caso a quienes arriesgan el capital. El aumento de casos de Covid-19 afecta el optimismo e incide en el clima de inversión de Puerto Rico que debe estar estable para darle certeza a los inversionistas”, apuntó Rodríguez.

Tags