vr-11-08-016-zonasft.jpg

El presidente de la Junta de Directores de la firma Estudios Técnicos, el economista José Joaquín Villamil, ofreció su análisis durante el almuerzo mensual del Capítulo Alumni FAE de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico

Si bien economistas y expertos coinciden en que las Zonas de Oportunidad abre la puerta al crecimiento económico de Puerto Rico y representa un atractivo para inversionistas, aún pesa sobre el umbral la falta de confianza de la administración federal en el gobierno local, y el freno que esto podría representar a la entrada de capital nuevo.

Así lo señaló el presidente de la Junta de Directores de la empresa Estudios Técnicos, el economista José Villamil Fernández, durante el almuerzo mensual del Capítulo Alumni FAE de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), quien trató la reformulación de estrategias para el desarrollo económico del País desde la plataforma de Zonas de Oportunidad.

“Para que esa ley realmente tuviera impacto importante en Puerto Rico, tiene que haber confianza en la estabilidad del sistema, y a partir de los últimos dos años, esa confianza es la que ha faltado, así que si vamos a pensar en la Ley de Zonas de Oportunidad como algo que debemos darle importancia, hay que pensar en cómo establecemos la infraestructura de confianza que haga posible que un inversionista esté dispuesto a esperar cinco o 10 años para captar el beneficio de ganancia de capital”, planteó.

El economista resaltó que la ley local agrega “un elemento atractivo” para la inversión en Puerto Rico, al tiempo que señaló que ahora resta esperar a que las agencias pertinentes presenten los reglamentos que regirán la Ley de Código de Incentivos —que agrupa la plataforma de Zonas de Oportunidad— para conocer las oportunidades y los retos reales de la iniciativa.

“Todavía no hay un reglamento para la ley, y hasta que ese reglamento no esté, va a ser muy difícil saber exactamente cómo va a funcionar. Así que el próximo paso tiene que ser esperar el reglamento, y eso nos va a dar una idea mejor de cuáles son realmente las oportunidades y cuáles son los obstáculos y las limitaciones que va a tener la ley. Pero mirando el proyecto como está, ciertamente es muy atractivo”, subrayó.

Sobre este particular, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, detalló a EL VOCERO que el Comité de Proyectos Prioritarios en Zonas de Oportunidad se reunirá durante este mes de noviembre para adelantar la plataforma en la Isla, de la cual el 98% tiene luz verde para el desarrollo de tales proyectos.

En camino posibles enmiendas

Entretanto, el vicepresidente senior de Capitol Hill Consulting Group, Luis Bacó, indicó que en lo que compete a Zonas de Oportunidad, el Congreso evalúa al momento posibles enmiendas que podrían cambiar cómo se aplica la plataforma en la Isla.

Según detalló, tan reciente como la pasada semana, dos subcomisiones del Congreso sostuvieron vistas públicas para discutir posibles enmiendas a las Zonas de Oportunidad.

“La que más tracción aparenta tener ahora es para requerir más información a los  fondos y a los inversionistas en términos de cómo se están haciendo las inversiones, porque quieren asegurarse de que en efecto la ley provee que es para atender ‘issues’ de Promesa, crear empleos y propiciar mayor desarrollo económico... pues que se esté cumpliendo con lo que la ley estableció”, acotó.