hipotecas

Ante la reducción en el cierre de nuevas hipotecas y refinanciamientos debido al aumento en el valor de las propiedades y el alza en los intereses, el mercado ha comenzado a experimentar ajustes en precios para que más personas puedan cualificar.

Luzmarie Vélez Miró, presidenta de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (ABH), informó que la situación ha propiciado que el precio de las residencias en la Isla se haya reducido en alrededor de un 15%.

“Los precios de las propiedades se han normalizado, experimentando una caída de un 15% aproximadamente y entendemos que no van a caer (más de esa cantidad) de manera significativa”, señaló, y agregó que “los vendedores están optando por bajar un poco el precio de sus viviendas para ser una alternativa real para los compradores”.

Explicó que se están reduciendo los precios inflados que alcanzaron algunas propiedades cuando los bajos intereses promediaban el 3.5%. Al presente, los intereses están entre el 7.5% al 8%.

Según Vélez Miró, antes del alza en interés una hipoteca de $100,000 pagaba -entre principal e interés- $450 mensuales. Ahora, con un interés de 7.5%, ese pago se dispara a $700 mensuales.

Dijo que el precio promedio de venta de una propiedad en la Isla oscila en los $170,000, con un pago que llega a $1,188 mensuales, cuando antes era $763.

“Ante esta realidad, los clientes ahora están dependiendo de la Asistencia de los fondos Cdbg-dr, que les ayuda con el pronto pago y los gastos de cierre”, aseguró.

Respecto a la llegada del próximo aumento en el interés, que se proyecta para el mes de noviembre, la banquera no descarta que supere el 8%, lo que limitaría aún más la accesibilidad de adquirir propiedades en la Isla. Con el alza experimentada, el interés promedio -6.5%- ha sido superado en casi dos puntos base.

“Ante la correlación directa del precio de la residencia y el alza de interés, los vendedores van a tener que ajustar un poco el costo de las propiedades. La realidad es que el que te cualificaba antes no cualifica ahora. Eso se ve registrado en las ventas, hoy las ventas no están tan rápido como hace ocho meses a un año”, subrayó Vélez Miró.

Por su parte, Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR), estableció que en Puerto Rico todavía hay una necesidad de vivienda, además de que aún siguen vigentes los programas de ayudas para la compra, lo que ha tenido el efecto de aumentar la demanda, que permanece en alza en comparación con otros años.

“La baja en intereses que se experimentaba abrió la puerta al aumento en los refinanciamientos del mercado inmobiliario. Principalmente, por ejemplo, para un cliente resultaba atractivo bajar el interés prevaleciente en su hipoteca de un 6.8% a un 2.8%. De la misma forma, los intereses tan bajos benefician la capacidad de pago y cualificación de aquel cliente en busca de un hogar, al punto de hacer viable una compra. En ambos casos, el interés bajo es el factor común”, afirmó Álvarez Rubio.

Para la ejecutiva, en Puerto Rico las propiedades actualmente reflejan un justo valor, con algunas excepciones de propiedades con un valor mucho más alto por el área geográfica en donde ubican.

“Si bien esas propiedades están por encima del mercado en general, esto es algo localizado que no se extiende a todo Puerto Rico. Estas ventas se dan en un grupo de compradores específicos”, señaló.

Ante los cambios, no descartó que algunos vendedores y compradores ajusten más al valor de propiedades.

“Cuando existe la necesidad tanto de comprar o de vender, la parte interesada se ajusta a la realidad de su capacidad de pago, y en cuanto a la venta, al valor del mercado. Por ejemplo, si existe una necesidad de compra y un cliente cualificaba para una propiedad en venta en los $300 mil, ese mismo comprador puede estar evaluando propiedades hoy por el alza de interés en los $200 mil. No deja de comprar una propiedad por su necesidad, pero sí puede variar a consecuencia de su realidad económica. La propia Reserva Federal conoce el impacto que sus alzas súbitas tienen en el mercado inmobiliario, pero para la Reserva, ese efecto no va por encima del objetivo de menguar el impacto inflacionario”, puntualizó la vicepresidenta ejecutiva de la ABPR.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

reportera