Fuerte volatilidad en los mercados bursátiles| Wallstreet

La guerra entre Rusia y Ucrania, el alza en los intereses, la elevada inflación, los cierres en China debido al aumento en casos de covid-19 y la inesperada contracción de la economía de los Estados Unidos, son algunos de los elementos que mantienen la fuerte volatilidad en el mercado de valores, tendencia que se proyecta se extienda por todo el año.

Según Francisco Rodríguez, presidente y CEO de la firma Birling Capital, la tendencia que se experimenta en los mercados en el mes de mayo inició en abril, cuando se registraron los peores resultados desde la crisis financiera de 2008.

Al mediodía de ayer, los precios de las acciones en la Bolsa de Valores registraban significativas bajas, y a excepción de las acciones de energía, todas se mantuvieron en negativo.

En el caso del índice S&P 500, este cerró en 4,146.87 (-153.30 puntos), mientras que el promedio industrial Dow Jones bajó 1,063 puntos, cerrando en 32,997.97 y el tecnológico Nasdaq cerró en 12,317.69, para una baja de 647.16 puntos.

Según Rodríguez, la tendencia a la baja de ayer tomó por sorpresa a los analistas, porque el día anterior —ante el anuncio del alza a las tasas de interés— los mercados reaccionaron de manera positiva, registrando incrementos significativos.

Se refirió a que el día anterior, la Reserva Federal —en un esfuerzo por reducir la peor inflación de los últimos 40 años en los Estados Unidos— elevó la tasa de interés de referencia a corto plazo en medio punto porcentual. Señaló que la subida la ubicó en el rango de 0.75% y 1%, que entiende es el punto más alto desde la llegada de la pandemia hace dos años.

“Para este año no proyecto estabilidad en los mercados, sino que la volatilidad continúe. Sin embargo, hay luz al final del túnel. Aunque la economía de los Estados Unidos se contrajo en 1.40%, aún cuenta con compañías privadas que en un 85% están registrando ganancias significativas. No creo que el mercado caiga aún más. Seguimos viendo una economía americana donde la demanda por productos es robusta y la resiliencia de las compañías es sólida”, afirmó Rodríguez.

En torno a la acción que deba tomar el inversionista, su recomendación es que se mantenga adherido a su objetivo a largo plazo; también rebalancear algunos porfolios para que se reduzca el riesgo y que busquen nuevas oportunidades para invertir en acciones porque están baratas.

“En los Estados Unidos las ventas de autos siguen en alza, el Índice de Sentimiento Económico sigue creciendo, al igual que los gastos personales. El consumidor está dispuesto a gastar. Los negocios han duplicado su inversión de capital en tecnología para sustituir la ausencia de empleados; todos esos son elementos favorables que proyectan un resurgir de la economía”, apuntó.

Señaló que Wall Street vive en el futuro y los inversionistas deben enfocarse en el resto del año, confiando en que los riesgos geopolíticos se van a ir disipando.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

reportera