Business Composition

Si usted es de los miles de puertorriqueños tenedores de bonos de Puerto Rico, sepa que aunque su valor está presentando cierta mejoría, eso no representa que es el momento para proceder a su venta, ya que el proceso de recuperación del País aún está comenzando, aseguró a EL VOCERO, Francisco Rodríguez, CEO de Birling Capital.

Según se indicó, tras evaluar sobre $9.4 billones en bonos de Puerto Rico, se pudo constatar que en comparación con el 2020 están en mejoría.

En el caso de los bonos de Cofina, han registrado un crecimiento de 7.27% en un año, situándose en $112.

Por su lado los bonos de obligaciones generales (GO’S), han experimentado un alza de $4.28%, promediando los $88.

Los de mayor crecimiento son los bonos refinanciados por el Banco Gubernamental de Fomento, con un crecimiento de 39%, para ubicarse en los $93, frente a los $67 que ostentaban para el mismo periodo del 2020.

Acorde con Rodríguez, este impulso en gran medida responde a la aprobación en la Cámara de Representantes y el Senado de la nueva versión de la medida firmada por el gobernador Pedro Pierluisi, que creó la ley habilitadora del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD).

La ley contiene las disposiciones y condiciones para aprobar la oferta, venta y emisión de los diferentes tipos de bonos de obligación general.

Sin embargo, aunque se experimenta mejoría en la valorización de los bonos de Puerto Rico, Rodríguez recomienda que los tenedores esperen un tiempo más. “Ya estamos más cerca del final. Confiamos en que la próxima semana el PAD sea aprobado por corte, lo que les proveerá más certeza a los procesos”, afirmó.

En torno al tiempo que pudiese tomar a los inversionistas recuperar por los menos el principal invertido, el ejecutivo aseguró que es muy temprano para hacer proyecciones. “Lo peor de la crisis está pasando. Entendemos que entre los próximos seis a doce meses, vamos a poder ver una normalización en muchos de esos valores”, sostuvo.

En tanto, el analista financiero de Primerica, Juan Carlos Quiles, entiende que la determinación de vender o esperar depende de factores como la tolerancia, la edad y la necesidad económica.

“Aquí hay que ver cuánto tiempo la persona puede esperar. Por el momento habría que esperar la decisión de la jueza Laura Taylor Swain con respecto al Plan de Ajuste de la Deuda. Luego ver la capacidad de la Isla para cumplir con el pago y la necesidad del inversionista”, señaló Quiles y aseguró que hay otros instrumentos —como es la anualidad—que pudiesen garantizar el ingreso perdido.

“Cada caso es particular. Cada persona tiene que buscar la alternativa, cuánto tu puedas recuperar. El más joven puede esperar un poco más, pero depende de la necesidad de cada persona”, abundó.

reportera