Oriental Bank

Los ingresos por servicios bancarios y financieros aumentaron un 5.4%. >Archivo/EL VOCERO

Oriental Bank (OFG Bancorp) registró un rendimiento positivo en el segundo trimestre del año (abril a junio) tras alcanzar ingresos totales de $133.3 millones, lo que su principal oficial ejecutivo, José Rafael Fernández, atribuye a la inyección de los fondos de reconstrucción y el aumento en la actividad comercial.

Los ingresos registrados suponen un aumento de 4% en contraste con los $127.7 millones capitalizados durante el primer trimestre del año y $5.1 millones más al compararse con los $128.2 millones que obtuvieron en el mismo periodo al 2020. La acción diluida aumentó a $0.78 en comparación con $0.56 en el primer trimestre de 2021.

“Estos resultados marcan la mitad del año y hemos registrado excelentes resultados en los primeros seis meses de este año cuando la economía de Puerto Rico ha comenzado a recibir los fondos de reconstrucción y comienza a ver una actividad comercial más fuerte. Nuestros resultados demuestran que la economía se está revitalizando”, aseguró Fernández.

El principal oficial ejecutivo discutió, además, que como parte del aumento en la actividad comercial tras la crisis económica generada por la pandemia, la producción de préstamos en lo que va de año asciende a $1,200 millones aproximadamente, potenciada principalmente por los préstamos comerciales y de auto.

“Tuvimos una actividad de préstamos muy buena. Alcanzamos $1,200 millones en préstamos para individuos y empresas en la primera mitad del año. La cartera tuvo un resultado de crédito más positivo que históricamente con solo $2 millones en préstamos tirados a pérdidas. Son números extraordinarios que demuestran la fortaleza de nuestra franquicia”, enfatizó el banquero.

De esta cifra, $673.6 millones en préstamos nuevos corresponden al segundo trimestre. “Los nuevos préstamos aumentaron un 27.7% con respecto al primer trimestre con ganancias en todas las categorías principales, lideradas por los préstamos comerciales y automotores. Los ingresos por intereses también crecieron 2.2% ya que los saldos promedio de préstamos se expandieron 1.3%. Los ingresos por servicios bancarios y financieros aumentaron un 5.4%”, indicó Fernández.

“Luego de la adquisición de Scotiabank, Oriental logró aumentar su masa crítica y su cuota de mercado, lo que queda demostrado en los resultados y nos ha permitido llegar a más clientes. A medida que Puerto Rico continúa experimentando una reactivación económica mayor, estamos bien posicionados para continuar desempeñando un papel importante en este desarrollo tan esperado”, agregó.

La adquisición de las operaciones de ScotiaBank en Puerto Rico e Islas Vírgenes por parte de Oriental -a un costo de $550 millones aproximados- se completó en diciembre de 2019 y la integración de las operaciones de ambas instituciones concluyó en noviembre de 2020. Como resultado, siete sucursales cerrarán sus puertas este año.

“No es que estemos cerrando sucursales y no tengamos una estrategia de expansión. Estamos cerrándolas porque están una al lado de la otra. Nuestra estrategia es seguir invirtiendo en tecnología para expandir nuestra red de servicio al cliente con ´tellers inteligentes´ virtuales. Nuestro plan estratégico de infraestructura tomará de dos a tres años finalizarlo”, afirmó Fernández.

El banquero se mostró optimista de que a medida que el dinero en fondos federales para la reconstrucción de la Isla se siga desembolsando, la construcción despunte y el proceso de reestructuración de la deuda gubernamental llegue a su fin, la banca continuará registrando resultados positivos.

“Los próximos seis meses y el año próximo se verán marcados por los casi $100,000 millones que tenemos asignados en fondos de reconstrucción, lo que nos permitirá aumentar los ingresos a nivel comercial e individual… Ya es tiempo también de salir de la quiebra y que el efectivo que tiene el gobierno en caja se utilice para pagar el acuerdo y establecer un plan de desarrollo económico comprensivo”, puntualizó Fernández.