Playa, Vacaciones, Verano, Puerto Rico

Se espera que más personas decidan hacer turismo interno durante los días libres de la próxima semana. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

Que gran parte de los empleados públicos estén de vacaciones la próxima semana, tendrá un efecto positivo para algunas áreas comerciales, como el sector turístico, pero para otras que les brindan sus servicios a las oficinas durante horas laborales, como los negocios de comida y suplido de materiales, significará la reducción de sus ingresos.

Este es el panorama mixto que se espera luego de que el gobernador interino Omar Marrero informara que por motivo de la celebración de los feriados del próximo lunes, 26, y martes, 27 de julio, los empleados públicos podrán disfrutar los días miércoles, 28, jueves, 29 y viernes, 30 de julio con cargo a vacaciones. La decisión gubernamental no aplicará a servicios esenciales y será a discreción de cada agencia determinar qué departamentos continuarán brindando los servicios.

“Se afectarán los negocios que atienden las oficinas, pero muchos profesionales como los médicos también aprovechan esta semana libre de vacaciones. Los centros comerciales se afectan mucho porque la gente lo que busca es descansar y no irse de tiendas. Se benefician muchos comercios de los pueblos de la Isla; sobre todo se impactan favorablemente los negocios de las costas”, especificó Jesús Vázquez, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

El flujo de turistas locales y extranjeros se dejó sentir rápidamente tras el anuncio de la semana libre, lo que se ve reflejado en las reservaciones de los hoteles y paradores del País.

“Ya estábamos teniendo números altos en reservaciones y durante la semana que viene esperamos llegar al 90% de las reservaciones. También se benefician los restaurantes y los casinos ubicados dentro de los hoteles”, expresó Joaquín Bolívar, presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico.

Asimismo, lo confirmó Jesús Ramos, presidente de la Asociación de Paradores de Puerto Rico, quien adelantó que se espera que los puertorriqueños llenen las hospederías alrededor de toda la Isla.

“El fin de semana ya está lleno, quedan habitaciones para los días de la semana. Esperamos alcanzar el 98% de la ocupación de los paradores. La respuesta ha sido excelente. Muchas llamadas y reservaciones y habrá mucho movimiento en los restaurantes”, comentó, y añadió que también se beneficiarán las empresas que dan recorridos turísticos, como a las haciendas cafetaleras del centro de Puerto Rico.

Mientras, se espera que las familias abarroten los lugares turísticos y hoteles, y que un gran número de personas salga del País a visitar otros países.

“Lo negativo es que muchas personas deciden viajar y esa es una economía que sale de Puerto Rico, no se queda aquí. Aunque también recibimos mucho turista extranjero”, añadió Vázquez.

La tendencia a viajar durante semanas con varios días de fiesta se siente en las agencias de viajes que han experimentado un notable incremento en las ventas de paquetes vacacionales y pasajes aéreos.

“Prácticamente la semana que viene los vuelos están llenos, estamos teniendo un impulso económico que ya se veía en los pasados meses. La gente llama y nos dicen “me quiero ir la semana que viene”. Están viajando para Disney World, República Dominicana y Cancún, México, en ese orden. Para Orlando están pagando pasajes hasta de $600.00 y para Punta Cana hasta de $500.00”, informó Manuel Franceschini, presidente de la Asociación Puertorriqueña de Agencias de Viaje (APAV).

Por otro lado, Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal, dijo que el sector comercial espera que los funcionarios esenciales sigan laborando durante los días feriados para que todo fluya con normalidad y no se detenga la entrega de alimentos.

“Nuestra preocupación son las inspecciones que realiza el gobierno, como el pollo y los huevos, así como que haya personal del Departamento de Hacienda para la liberalización de los vagones. Para que no haya un disloque en la cadena de suministros, ya que el sector privado seguirá trabajando”, señaló Báez.