SuperMax

José Revuelta, presidente de la cadena de supermercados SuperMax. >Suministrada

La cadena local de supermercados SuperMax y el Grupo Colón Gerena, tenedor de los restaurantes Red Lobster y Sizzler en Puerto Rico, acordaron una histórica alianza diseñada para salvaguardar los empleados de los restaurantes, reubicándolos en las operaciones de los supermercados.

Ante el cierre temporero de los dos restaurantes Red Lobster y los 14 locales Sizzler en la Isla debido a las limitaciones para ofrecer servicios durante el tiempo de duración de la orden ejecutiva, SuperMax podrá contratar de forma temporera y mientras dure la emergencia, sobre 150 empleados de los restaurantes.

 “Con este acuerdo logramos contratar temporeramente personal adicional capacitado y con un alto nivel de compromiso, al tiempo que colaboramos empleando más personas durante estos momentos de crisis”, indicó José Revuelta, presidente de SuperMax.

Según Jorge Colón Gerena, presidente y principal oficial ejecutivo de Grupo Colón Gerena, “las emergencias y crisis no solo unen a los vecinos y las comunidades, también unen a los integrantes del ecosistema de negocios en solidaridad para vencer obstáculos. Más allá de hacer lo responsable y necesario en cerrar los restaurantes temporeramente, entramos en un acuerdo con SuperMax para brindarles a nuestros empleados una mano amiga en estos tiempos de retos”.

Los empleados de los restaurantes Red Lobster y Sizzler podrán realizar una variedad de tareas, incluyendo cajeros y representantes de servicio para SuperMax y representantes de servicio al cliente y “pickers” para la división de SuperMax Online. Los turnos disponibles son diurnos y a tiempo completo. Los espacios disponibles de trabajo son en todas las tiendas, principalmente en el área metro y norte.

Según se informó, el Departamento de Recursos Humanos del Grupo Colon Gerena comunicará a sus empleados la información de contacto de SuperMax para los que voluntariamente estén interesados en reubicarse temporeramente en el supermercado.