CHARLOTTE — Ford Motor Co. reducirá turnos en dos de sus fábricas en Estados Unidos la próxima semana debido a una escasez mundial de chips que también ha afectado a otras automotrices, informó el jueves la compañía.

A partir del lunes, Ford reducirá dos turnos en su planta de Dearborn, Michigan, lo que resultará en que solo trabajará un turno diario. También reducirá un turno en su planta de Kansas City, Missouri, hasta quedar en dos turnos al día.

Ambas plantas producen la camioneta pickup F-150, el modelo más popular de Ford, y parte de la F-Series, el vehículo de mayor venta en Estados Unidos.

Ambas plantas volverán a los tres turnos diarios a partir del 15 de febrero.

"Estamos trabajando estrechamente con los proveedores para atender las posibles restricciones de producción relacionadas con la escasez global de semiconductores y trabajando para dar prioridad a las líneas de producción de vehículos clave, sacándole el mayor provecho a nuestra asignación de semiconductores", declaró la compañía en un comunicado.

Ford no es la única automotriz en reducir la producción debido a la escasez de chips. General Motors tomará medidas similares en tres de sus plantas —una en Estados Unidos, otra en Canadá y otra en México— a partir del 8 de febrero.

Otras automotrices como Nissan, Fiat Chrysler y Toyota también han sido afectadas por la escasez de chips.