autos

La industria automotriz experimenta un frenazo en sus ventas tras registrar bajas en sus números por dos meses consecutivos, que para el pasado mes de agosto disminuyeron 10% en la comparación mensual con el año pasado y mermó 1.3% en el total de ventas acumuladas hasta la fecha.

El reporte de ventas del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA) detalló que agosto finalizó con un total de 8,236 unidades vendidas, mientras que en el año previo la cifra fue de 9,156 automóviles. “Cuatro de los últimos cinco meses hemos visto una merma en el mercado, que realmente va a tono con nuestros estimados que dimos a principios de año”, indicó Ricardo García, presidente de GUIA.

Esto se suma a la alarmante baja que registraron en julio, cuando informaron la venta de 7,631 unidades, que en contraste con 9,724 alcanzadas para el mismo mes en el año pasado representó una caída de 21.2%. Esto también indicaba una merma de 25% en comparación con las 10,158 unidades vendidas en el mes de junio.

“En julio tuvimos el impacto de los cambios políticos y ahora en agosto la incertidumbre de la tormenta Dorian. Los concesionarios estuvieron cerrados varios días, afectando más aun las ventas. Además, seguimos con la incertidumbre de cuándo llegarán los fondos federales (de reconstrucción)”, comentó García.

Los segmentos que registraron bajas en comparación con el mismo mes del año anterior fueron los sedanes medianos con un -28.2%, sedanes compactos con un -26.9% y los minicompactos con -19.8%. Empero, en contraste con el mes anterior, el segmento de vanes y sport vio un aumento de un 5.9% y 21.3%, respectivamente.

Aunque el acumulativo de la venta local de autos nuevos está mejor que hace varios años, el ritmo de crecimiento que habían registrado el año pasado como resultado del dinero de recuperación se reduce cada vez más. De no acelerar el ritmo en ventas durante el poco más de un trimestre que queda para finalizar el año, podrían quedar por debajo de las registradas en 2018.

“La industria sigue igual de agresiva para impulsar las ventas con ofertas atractivas y, sobre todo, tomando en consideración que los intereses bancarios siguen bajos, propiciando más ahorros para los consumidores, ya que alrededor del 90% de los vehículos vendidos en Puerto Rico son financiados”, puntualizó el presidente de GUIA.

Tags