Autos

>Suministrada

En el acumulado, hasta finales de junio de 2020, se ha registrado un total de 4,153 unidades de vehículos de motor reposeídos por los bancos de Puerto Rico, con un valor total de $49.3 millones, según los datos más recientes de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).

Estas cifras reflejan una disminución al compararse con años anteriores. En el 2019, los embargos alcanzaron las 15,307 unidades, cifra inferior al 2018, cuando registraron 17,017 autos reposeídos.

Los datos de OCIF sobre las moratorias —al 30 de septiembre de 2020— demuestran además, que muchos puertorriqueños han aprovechado el periodo de gracia aprobado por los bancos a raíz del Covid-19. Hasta esa fecha, las moratorias en préstamos de autos totalizaron 156,961 con un valor de $2.9 billones. Esta cifra también ha disminuido, ya que luego del huracán María la cantidad de moratorias ascendió a 412,649.

El 44% de los casos actuales en reposesión pertenecen a la cartera de clientes de Popular Auto, entidad que lidera los préstamos de autos con un 44% del total del mercado, seguido por Oriental Bank con 17.9% y FirstBank con 15.7%, entre otros.

Según analistas de la industria, estos datos confirman que una gran parte de la población ha seguido generando ingresos, a lo que se le suman las ayudas gubernamentales y federales que han ayudado al consumidor a seguir pagando las deudas durante la pandemia de Covid-19.

“La tendencia de autos reposeídos viene bajando y sorprende dentro de la situación económica. La gente está reteniendo sus autos en prácticamente todos los bancos. Nosotros tenemos el porcentaje mayor porque tenemos el 44% de la cartera de préstamos de autos. La venta de autos también se ha mantenido con ventas de más de 10,000 unidades en junio y julio y sobre las 8,500 en agosto y septiembre. La gente tiene más dinero con las ayudas federales”, opinó Edouard Lafontant, primer vicepresidente de Relaciones Públicas y Mercadeo de Popular Auto.

Falta inventario

Por otra parte, Antolín Velasco, presidente de Popular Auto, enfatizó lo positivo en general del mercado de autos en la Isla, donde existe falta de inventario ante la alta demanda de autos nuevos y usados.

“Por la pandemia cerraron muchas fabricas y al no tener autos nuevos disponibles, ha aumentado la venta de autos usados. El mercado está repuntando, la gente está comprando y hay menos casos de autos reposeídos”, indicó Velasco.