Universitarios

El 63% de estudiantes universitarios que participaron en un estudio sobre el efecto de la cuarentena en esta población, ha experimentado una merma en sus ingresos a consecuencia de la pandemia por el Covid-19, reflejó un informe efectuado por la organización Mentes Puertorriqueñas en Acción.

“Parte de estos estudiantes quedaron desempleados, mientras que otros han sufrido una disminución en sus horas laborales. Dado que más de un tercio de los estudiantes se mudaron con algún familiar, la carga económica ha afectado también a las familias de los universitarios”, reza el informe.

El estudio, en el que participaron unos 535 jóvenes, recoge el impacto económico sentido por la población estudiantil, cambios en cuanto a su situación de vivienda, retos de continuar sus estudios, y obstáculos que enfrentan para continuar el progreso de sus planes profesionales.

Asimismo, reveló que el 42% de los encuestados expresó haber perdido alguna oportunidad de nuevo empleo, mientras que el 20.5% ha perdido oportunidades de desarrollo académico como conferencias; 20% de oportunidades de investigación y el 16.4% en oportunidades de internados.

La mayoría de los encuestados señaló que sus ingresos mensuales previo a la cuarentena era de menos de $500 (59.4%).

El 78% de los estudiantes que respondieron que tenían ingresos mensuales mayor de $1,500, eran de alumnos del nivel graduado.

Entretanto, el director ejecutivo de la entidad Alejandro Díaz Silva, destacó que a pesar de que la mayoría de los estudiantes ha podido continuar sus cursos académicos, el acceso a tecnología ha representado un reto adicional que los estudiantes deben enfrentar.

Uno de cada cuatro estudiantes reveló que su principal fuente a los cursos no es la más óptima para la tarea, mientras que un 34.4% expresó tener dificultad con el acceso a Internet.

Una preocupación particular que surge es que jóvenes que estaban a punto de insertarse en el campo laboral, enfrentan el obstáculo de la paralización de los procesos de tomar licenciaturas, certificaciones y reválidas.

“Este dato es preocupante ya que las profesiones que generalmente requieren la toma de estas pruebas son trabajos en el campo de la salud y derecho, que son esenciales para combatir la pandemia y sus efectos” expresó Silva Díaz.

Las recomendaciones incluidas en el informe incluyen: enfatizar en la transición de trabajos remotos, el desarrollo de oportunidades de trabajo y pasantías durante el verano, mejorar el acceso a internet, garantizar procesos de orientación efectivos y articular soluciones para que los jóvenes profesionales puedan tomar sus licenciaturas y reválidas.

Las cuatro instituciones con mayor cantidad de respuestas para todos los niveles fueron la Universidad de Puerto Rico (UPR), la Universidad Ana G. Méndez (UAGM), la Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) y la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR).

Mentes Puertorriqueñas en Acción es una organización sin fines de lucro de jóvenes dedicada a crear espacios de participación ciudadana y acción cívica para Puerto Rico. La organización dirige el internado de acción social PARACa y los laboratorios de acción cívica #EnAcción.