MCS

A un año del lanzamiento de la tarjeta MCS Classicare Te Paga, La Original, la aseguradora MCS ha logrado un millón de transacciones a través de sus más de 125,000 afiliados, impactando de manera directa unos mil proveedores a lo largo de la Isla y una inversión económica de $70 millones, informó Roberto Pando, presidente de MCS Life y MCS Advantage.

Acorde con Pando, para el 2021, a los beneficios que se pueden costear con la tarjeta —como agua, luz, teléfono, gasolina, compra e internet residencial— se sumará el servicio de limpieza y desinfección en la casa —ocho servicios al año— y entran a la red de proveedores más de 600 farmacias de la comunidad.

Esta estrategia, se informó, le ha permitido a la aseguradora registrar un crecimiento durante este año de un 8%.

Aunque no existe la estadística que evidencie el impacto de estas iniciativas en la salud de los afiliados, Inés Hernández, principal oficial médico de MCS, sostuvo que por tratarse de un servicio relativamente nuevo que se implementó en un año atípico, los resultados no están disponibles por el momento.

Sin embargo, destacó que garantizar alimentos saludables y seguridad energética, entre otros beneficios, impacta directamente la salud de los afiliados.

“Son determinantes sociales que inciden directamente en la salud, por los que ahora no se tienen que preocupar”, declaró.

Pando recalcó que la cantidad depositada en las tarjetas varía de acuerdo a la necesidad del asegurado. Entre las opciones que les ofrece el plan, las cuantías depositadas anualmente pueden ir desde $300 hasta los $2,000.

También aclaró que este dinero disponible es parte de la cubierta y no un ingreso, por lo que no les afecta para obtener otro tipo de ayuda.

“Nos satisface grandemente ser los pioneros de esta innovadora iniciativa que favorece la salud de miles de adultos mayores y beneficiarios de Medicare en Puerto Rico, ayudándolos a realizar sus compras de alimentos saludables y pagar por servicios esenciales. Gracias a este esfuerzo millonario en favor de su salud, a nuestros afiliados les sobra más en su bolsillo y no tienen que dejar de adquirir sus medicamentos o alimentos saludables para pagar por servicios básicos tales como agua, luz, teléfono, gasolina, compra e internet residencial. Esto, para nosotros, es una gran satisfacción que sabemos transforma el cuidado de la salud en Puerto Rico”, explicó el ejecutivo.

 Para llevar a cabo esta iniciativa disponible para los afiliados, MCS ha realizado una alianza multisectorial con las industrias de alimentos, la banca y telefonía, y con otros comercios.

Entre los proveedores afiliados figura el Banco Popular, la compañía de telefonía móvil Claro, gasolineras y los principales supermercados de la Isla.

reportera