Francisco Parés.

En la foto, el secretario de Hacienda, Francisco Parés. 

El impacto acumulativo del Covid-19 en la economía de Puerto Rico sobrepasa los $6,000 millones, reveló ayer la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) en la vista pública de la Comisión de Hacienda del Senado sobre el tema del presupuesto para el próximo año fiscal.

El subdirector de asuntos legales de la Aafaf, Hecrian Martínez, fue quien ofreció la información a la comisión legislativa que preside la senadora novoprogresista Migdalia Padilla.

“Es menester resaltar que se estima que el impacto acumulativo del Covid-19 sobre la economía de Puerto Rico asciende a $6.6 mil millones. Ese impacto se distribuye, aproximadamente, en $800 millones durante el año fiscal 2020 y $5.8 mil millones en el año fiscal 2021. Además, para estimar el impacto económico de la crisis de salud pública, el Plan Fiscal 2020 incluye un análisis detallado sobre desempleo. El aumento de las solicitudes iniciales de desempleo durante las siete semanas desde que comenzó el cierre hasta la presentación se usó para estimar las solicitudes adicionales totales”, expresó Martínez en su ponencia.

Los trabajos de la Comisión de Hacienda iniciaron ayer con la participación del Departamento de Hacienda, la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), el Departamento de Justicia, el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) y la Aafaf.

“Qué difícil es hablar de un presupuesto de gastos en mayo, en momentos no atípicos en los que estamos y que no se ha dado un proceso normal”, lamentó, por su parte, Padilla.

“Pero nos queda a nosotros como legisladores saber más allá de lo que es el presupuesto, determinar la necesidad de hacer los ajustes necesarios —especialmente la Asamblea Legislativa con el equipo económico de la gobernadora— y que ustedes entiendan que no están solos”, abundó la senadora.

Presupuesto para año fiscal

La Aafaf señaló, además, en su ponencia que el presupuesto propuesto para el próximo año fiscal asciende a $17,124 millones, de los cuales $9,062 millones son con cargo al Fondo General, mientras que $8,062 surgen de Fondos de Ingresos Especiales. Pero resalta, sin embargo, “que, a tenor con (la ley Promesa), se requiere que la junta (fiscal) certifique un plan fiscal como paso previo a certificar un presupuesto”.

En tanto, la directora de la OGP, Iris Santos Díaz, indicó que el presupuesto propuesto está “basado en un análisis presupuestario minucioso, que consideró las necesidades existentes en áreas prioritarias como salud, seguridad, educación, el pago de pensiones y utilidades”.

De otro lado, en la vista trascendió que la Junta Federal de Control Fiscal propuso un presupuesto de $15,618 millones, lo que representa una diferencia en comparación con el propuesto por el gobierno de $1,506 millones menos.

“Destacamos que no obstante haber presentado un presupuesto de conformidad con el ‘baseline’ establecido por la junta, estimamos que la base presupuestaria utilizada por la junta no consideró el contexto económico y los grandes retos que enfrentaba Puerto Rico, por lo que entendimos se ubica a las entidades gubernamentales en una situación crítica y de riesgo”, señaló Santos Díaz. 

Esta es la primera vista pública que celebra el Senado sobre el presupuesto que debe aprobarse antes del 1ro de julio. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.