Energia

Una asignación de $5 millones en fondos del Programa de Desarrollo Comunitario para la Recuperación de Desastres (Cdbg-dr) fue autorizada por el Departamento de la Vivienda para la etapa inicial de planificación de un proyecto que promete generar energía renovable para cerca de 150,000 residentes de los municipios de Orocovis, Villalba, Morovis, Barranquitas y Ciales.

Esta iniciativa es el resultado de un acuerdo colaborativo entre el Consorcio Energético de la Montaña y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que iniciarán los trámites para viabilizar el proyecto que evitaría que ante la llegada de un fenómeno atmosférico de gran intensidad, la zona tenga que esperar largos meses para restablecer el sistema energético.

El proyecto se propone viabilizar la concesión al Consorcio del uso y disfrute de la Planta Hidroeléctrica de Toro Negro, en Villalba, por parte de la AEE.

“Esta asignación de fondos hace realidad la primera fase de este ambicioso proyecto de generación de energía renovable, creado para potenciar la colaboración de municipios cercanos que buscan la resiliencia e independencia energética para sus residentes”, explicó el gobernador Pedro Pierluisi.

En cada municipio participante se construirá un sistema de energía solar que producirá 20 megavatios y 50 megavatios en el caso de Villalba.

Además, todos los sistemas se integrarán en una red que será controlada desde la Planta Hidroeléctrica de Toro Negro, la cual producirá 10 megavatios adicionales que le brindarán servicio de electricidad a los habitantes de la región.

“La microrred producirá 130 megavatios de energía y tendrá capacidad de almacenaje de 417 megavatios. Este es el tipo de iniciativa que queremos promover, soluciones innovadores y realizables que cambian la calidad de vida de nuestra gente”, añadió Pierluisi.

Según explicó el gobernador, el acuerdo consiste en que la AEE se encargue de gestionar los permisos necesarios para realizar el proyecto —incluyendo el visto bueno del Negociado de Energía— mientras que el Consorcio tendrá la responsabilidad de demostrar la viabilidad del proyecto —que ya ha sido revisado por el Departamento de Energía de Estados Unidos— así como los fondos necesarios para que se culmine el proyecto.

“Luego tendrán que venir otras fuentes de financiamiento como otras asignaciones de fondos federales para que el proyecto llegue a su cometido”, adelantó Pierluisi.

Por su parte, el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, indicó que la iniciativa busca mejorar el sistema de electricidad para evitar que los pueblos de la montaña permanezcan sin luz por largos periodos de tiempo en caso de una emergencia.

“El proyecto es para que en el futuro cercano nuestros pueblos de la montaña puedan tener independencia energética y no tengan que esperar por nadie. Que si viene un fenómeno catastrófico, no tengan que esperar ocho meses como otros pueblos que estuvieron ese tiempo sin electricidad luego del huracán María”, declaró.

Informó que luego de esta primera asignación, se buscarán nuevos fondos de FEMA, Cdbg-dr y Rural Development, entre otras posibles ayudas federales.

En tanto, el alcalde de Orocovis, Jesús Colón Berlingeri, indicó que el Consorcio es un modelo innovador que han trazado para afrontar retos venideros.

“Tiene el propósito de adelantarnos a los tiempos y ser independientes para proveer a los residentes de los pueblos del interior de la Isla opciones seguras y ecoamigables. Es una nueva iniciativa para la era energética que todos anhelamos y que viene desde tierra adentro para eventualmente ser emulada en el nuevo Puerto Rico”, puntualizó.