MMM

La aseguradora MMM anunció la inversión de $10 millones de dólares anuales para el desarrollo de un nuevo programa que buscará reducir la inseguridad alimentaria de cerca de 20 mil beneficiarios de Medicare desde el próximo mes de enero. 

Orlando González, presidente de MMM, indicó que a través del programa Mi Compra, los afiliados de la cubierta Bienestar Platino -disponible también a partir de enero- y de la Alianza por la Salud del Pensionado, podrán recibir una tarjeta de débito con $80 y $25 respectivamente para la compra de alimentos saludables.

“Más del 38% de la población de adultos mayores vive bajo niveles de pobreza. Este nuevo beneficio cobra mayor relevancia al considerar también que el 54% depende de asistencia nutricional. Los afiliados que se inscriban a las cubiertas que incluyen este beneficio, estarán recibiendo por correo su tarjeta de MMM Mi Compra, que, en algunos casos, representa el 80% de lo que reciben en ayuda nutricional”, acotó González.

Asimismo, el ejecutivo detalló que la tarjeta será aceptada en más de 2,500 establecimientos que aceptan la tarjeta del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y será válida solo para la compra de alimentos no preparados. 

González agregó que con la inversión anual que es básicamente de $1,000 por beneficiario buscan promover una mejor salud mediante la compra de alimentos saludables y una dieta balanceada. “Queremos contribuir a un mejor control de la diabetes, mejor control en condiciones cardiovasculares y personas que visitan salas de emergencia”, comentó. 

Por su parte, Mirella Báez, vicepresidenta auxiliar de Servicios de Base Comunitaria, enfatizó que “es una necesidad real brindar asistencia alimentaria” porque los altos índices de pobreza entre adultos mayores en Puerto Rico dan paso a un mayor riesgo que sufran inseguridad alimentaria. 

“El 15% de nuestros pacientes presentan necesidad de asistencia alimentaria cuando son referidos a trabajo social.  Esto es alarmante porque también un 34% tiene necesidad de asistencia en cuidado o ayuda en el hogar, lo que hace imperativo que se establezcan esfuerzos multisectoriales que permitan mejorar el acceso a los servicios básicos que requiere esta población más vulnerable”, añadió Báez.

Mientras que, la administradora de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), Surima Quiñones Suárez, detalló que el PAN asiste a sobre 1.3 millones de personas de las cuales un 34% son adultos mayores o adultos con discapacidades. Los beneficiarios podrán disfrutar de la ayuda, aun si reciben algún tipo de ayuda económica. 

“Nos complace poder colaborar para que más adultos mayores tengan acceso a alimentos de calidad, a través de nuevos recursos. Una sana alimentación no es un lujo, es uno de los factores primordiales para una buena salud y bienestar general”, comentó Quiñones, 

La administradora discutió, además, que el PAN brinda apoyo al 41.2% de la población y de estos, 337,143 personas tienen 60 años o más. También, recordó que los beneficiarios de MMM que reciban asistencia del PAN, también se beneficiarán de la tarjeta de la asignación adicional de $600 millones que recibió el PAN.

“Atender la necesidad alimentaria de las familias que viven bajo el nivel de pobreza es siempre un reto, en una jurisdicción con un trato desigual con respecto a otros estados”, añadió Quiñones.

Por otra parte, el presidente ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), José Soto, reconoció que también será una inyección adicional de capital para industria de alimentos en la Isla. 

“Los adultos mayores de 65 años en adelante son una población cada vez más importante para la industria de alimentos, siendo el supermercado el lugar de predilección para hacer sus compras de diversos productos. Esta iniciativa de MMM no solo le da un alivio en el bolsillo a miles de personas, sino que representa un beneficio para nuestros socios del sector detallista”, puntualizó Soto.