Johnson & Johnson

Johnson & Johnson anunció que removerá del mercado su talco para bebés, en momentos en que enfrenta varias demandas que reclaman que el producto causa cáncer.

La decisión fue tomada luego de que la compañía intentara prohibir a expertos de testificar dentro de un litigio en el que se representa a más de 16,000 demandantes. Sin embargo, un juez determinó que los testigos pueden presentar sus datos ante la corte.

Las demandas alegan que el talco para bebés de Johnson & Johnson contiene asbesto y reclaman que la compañía sabía este dato, pero falló en compartir esta información con los usuarios del producto.

Johnson & Johnson continúa rechazando las alegaciones, a pesar de que la FDA encontró asbesto en su talco para bebés en el 2019. Además, Reuters realizó un estudio en el que se encontró que J&J decidió ocultar esta información para continuar una campaña a favor de su producto.

Al ser cuestionado sobre el producto, la compañía ​compartió​ que confía que el producto es seguro y que va a “seguir defendiendo el producto” en la corte. Johnson & Johnson ha pagado millones de dólares para resolver estas demandas.

El talco representa 0.5% de las ventas de J&J en el mercado de la salud para el consumidor en los Estados Unidos, por lo que decidir remover el producto del mercado es una grande concesión de parte de la compañía.

“El remover este producto peligroso del mercado salvará la vida de miles de personas, pero se pudieron haber salvado muchas más si J&J no hubiese ocultado esta información del público”, sostuvo ​Marc Grossman​, abogado de Sanders Phillips Grossman, bufete que representa alrededor de 700 mujeres demandantes.