Natalie Jaresko

Para la directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, Natalie Jaresko, los cambios alcanzados permitirán las inversiones necesarias para mejorar la infraestructura crítica en las principales corporaciones públicas.

La Junta de Control Fiscal certificó en una misma movida los planes fiscales para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) con los que promueven aumentos y concesiones que —aseguran— permitirán un mejor rendimiento de las entidades.

La directora ejecutiva del ente, Natalie Jaresko, comentó que los cambios que vislumbran permitirán que las tres agencias hagan las inversiones necesarias para mejorar su infraestructura crítica y brindar un mejor servicio a la ciudadanía. “La electricidad, las carreteras, y el agua son esenciales para todo residente y descuidar estos elementos esenciales ha afectado negativamente la vida en Puerto Rico por décadas”, señaló.

Privatización de generación

Jaresko discutió que la AEE deberá continuar con la transformación energética que vislumbra la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico (Ley 17 de 2019) y con la que se busca que se alcance un 40% de generación renovable para 2025, un 60% para 2040 y un 100% para 2050.

Según el plan certificado para la corporación pública, la AEE deberá cumplir con una transformación de cinco pasos, de los cuales ya se completó la creación de un regulador independiente con la Junta de Electricidad de Puerto Rico y el acuerdo firmado a principios de mes con el consorcio Luma Energy para administrar el sistema de transmisión y distribución energética.

“Los residentes y negocios de Puerto Rico experimentan apagones más frecuentes que el resto de los clientes en Estados Unidos mientras pagan más por el servicio en comparación con ellos y América Latina. Ese es el problema que estamos tratando de resolver, crear un sistema más barato, más confiable y limpio”, señaló Jaresko.

Para el próximo año fiscal, la AEE deberá enfocarse en transformar la generación de energía mediante la transición a operadores privados de la generación energética y la inclusión de fuentes de energía renovables; garantizar el máximo de financiamiento federal para la modernización del sistema; y la reestructuración de la deuda de $8,000 millones aproximados con sus acreedores.

“El acuerdo con LUMA es el principio de la modernización de la red. Estarán encargados de invertir en mejoras al sistema y de generar ahorros que repercutan en un servicio más económico. Además, se renegoció el acuerdo con EcoEléctrica para ahorrar $81 millones anuales y se ha completado la conversión de San Juan 5 y 6 a gas natural, que tendrán ahorro de hasta $280 millones en los próximos 5 años”, sentenció.

Aumento en tarifa del agua

La aprobación del plan fiscal para la AAA se dio a solo horas de que se anunciara un plan de racionamiento para los 140,000 abonados que se sirven del embalse Carraízo y ratifica la necesidad de aumentar la tarifa a sus clientes. Según el documento, la corporación deberá implementar 11 medidas fiscales entre las que incluyen “aumentos moderados”, así como reducciones en el despilfarro de agua y el uso de químicos.

“Mucha del agua de la AAA se pierde debido a roturas recurrentes en los conductos, contadores defectuosos y otras deficiencias. Entre un 50% a 60% del agua se desperdicia y hasta se roba antes de que llegue a los hogares y a los negocios. Al mismo tiempo, la calidad del agua no es la mejor”, sentenció la ejecutiva.

El plan fiscal aprobado para los años fiscales 2021 hasta 2025 proyecta continuar con la implementación programada de aumentos moderados de tarifas para 2021 y 2022 que vislumbraban los pasados planes fiscales. Asimismo, se ordena una revisión de la tarifa actual para garantizar la recuperación de costos en el año fiscal 2023.

“En el pasado, la AAA no aumentó las tarifas para recuperar completamente sus costos, de acuerdo con las prácticas estándar de servicios públicos. Los recientes aumentos de tarifas bajo la estructura de tarifas actual aún son insuficientes para cubrir los gastos operativos anuales, las obligaciones del servicio de la deuda y los requisitos de capital, mientras que también se acercan a niveles de inaccesibilidad para los clientes de bajos ingresos”, lee el plan fiscal de la AAA.

El próximo ajuste de tarifa deberá concretarse el próximo primero de julio. Los clientes residenciales con un consumo de agua bajo a promedio verán un aumento de $0.60 a $1.15 en sus facturas mensuales. Este incremento se suma a los primeros tres que entraron en vigor el 1 de enero de 2018, el 1 de julio de 2018 y el 1 de julio de 2019, respectivamente.

Aumento en peajes

Por otro lado, Jaresko sentenció que la ACT está obligada a mejorar el mantenimiento de las carreteras y el sistema de tránsito. Para poder cumplir, el plan fiscal incluye seis medidas para mejorar los ingresos, que incluyen un aumento en la recaudación de multas en los peajes y en las tarifas de peajes.

“La ACT no ha ajustado las tarifas de peaje para las carreteras de peaje de su propiedad desde 2005. Debido a esto, ha tenido dificultades para invertir y mejorar su infraestructura vial. En contraste, las tarifas han aumentado regularmente en otros estados de Estados Unidos y en las carreteras de peaje de Puerto Rico que administran y operan los concesionarios”, detalla el documento.

Según Jaresko, “solo el 4% se encuentra en buen estado”, por lo que explicó que el plan fiscal aprobado busca mejorar y mantener el sistema de carreteras, así como reparar los daños causados por los desastres y el abandono. Las medidas le permitirán recaudar cerca de $136 millones en ingresos adicionales para 2025 y aproximadamente $2,700 millones para el año fiscal 2049.

Asimismo, el plan fiscal exige que la entidad establezca un directorio independiente con directores experimentados y bien informados; además de cuatro medidas más para reducir gastos, incluyendo una reducción en costos de pensiones y en la cubierta médica de los empleados.