Junta

El presidente de la Junta Federal de Control Fiscal, José Carrión III, y su directora ejecutiva, Natalie Jaresko, visitaron a Barranquitas y Aibonito para enfatizar la importancia de mejores prácticas presupuestarias para aumentar los ingresos de las arcas municipales.

Ambos municipios forman parte de los 10 pueblos geográficamente cercanos cuyos planes fiscales y presupuestos deberán ser certificados por el ente. En mayo de este año, los 78 municipios de la Isla como entidades cubiertas bajo Promesa para salvaguardar su viabilidad fiscal.

Primeramente, se estableció el programa piloto que, además de Barranquitas y Aibonito, incluye los municipios de Cidra, Comerío, Camuy, Isabela, Quebradillas, Orocovis, San Sebastián y Villalba.

En las visitas, Carrión y Jaresko sostuvieron reuniones con funcionarios municipales, comerciantes y líderes comunitarios, además de visitar proyectos relacionados a desarrollo económico, la colaboración entre municipios y accesibilidad a servicios educativos.

"Los municipios son las entidades gubernamentales más cercanas al pueblo y, por consiguiente, es importante mantenernos en contacto con sus líderes. Estamos trabajando en buscar la manera para mejorar la responsabilidad y transparencia fiscal en los municipios. Más de 40 municipios podrían enfrentar un cuadro económico sumamente difícil debido a limitaciones fiscales y retos en un futuro cercano”, aseguró Carrión.

Aibonito y Barranquitas participan en una asociación de servicio compartido con un grupo de municipios conocidos como el Consorcio ABC. Este consorcio fue creado para integrar y mejorar el proceso de permisos y, por lo tanto, promover el desarrollo económico.

Los dos municipios también son parte del consorcio Programa de Servicio de Tránsito Regional para la Región de la Montaña Central que también incluye a Orocovis y Comerío, y se encuentra en la etapa de planificación y estudio de viabilidad a través de una subvención de la Administración Federal de Transporte (AFT).

"Estos programas son sumamente importantes debido a que muestran el camino a seguirpara los municipios de Puerto Rico. Los servicios compartidos y la colaboración intermunicipal, mejores prácticas presupuestarias, la recaudación eficiente de impuestos y las medidas de desarrollo económico son la clave para la auto sostenibilidad fiscal futura de los municipios y para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas a las que sirven", comentó Jaresko.

"Estamos conscientes de los desafíos fiscales que enfrentan los municipios y estamos dispuestos a brindar apoyo, encontrar formas de aumentar los ingresos y hacer que la recaudación de impuestos sea más eficiente", agregó la directora ejecutiva.