Economía

El proceso político llevado a cabo para determinar si se inicia un proceso de residenciamiento contra el presidente de los EE.UU., Donald Trump trae consigo el cuestionamiento sobre su importancia en el mercado inversor.

Aunque analistas aseguran no conocerse todavía su posible impacto, por entender ser muy pronto para especular, entienden que la experiencia por incidentes previos ha generado un inversionista más cauteloso, con apuestas más seguras, lo que reduce el riesgo.

Francisco J. Rodríguez-Castro, presidente y CEO de la firma Birling Capital, en entrevista con EL VOCERO, reconoció que por los últimos dos años el aspecto geopolítico ha estado impactando los mercados de manera más significativa que los asuntos económicos.

“El aspecto geopolítico, con temas como la guerra comercial, los aranceles, twitts o comentarios agresivos de Trump, ha tomado un entorno bien crítico en el ambiente de las inversiones. Por el momento saber el impacto del posible residenciamiento de Trump es muy temprano, porque se está experimentando una economía bastante fuerte, con generación de empleos, inflación estable, y donde más del 80% de las compañías públicas reportan ingresos mejores a lo proyectado. Estas tendencias han mantenido a los mercados respondiendo de manera satisfactoria con un rendimiento anual positivo de doble dígito”.

Rodríguez-Castro reconoció que aun con toda la volatilidad, las inversiones siguen siendo recompensadas en muchos segmentos. Enfatizó que el inversionista tiene que aprender a separar lo que dicen las noticias de lo que verdaderamente está sucediendo en los mercados. “El inversionista tiene que tener una cartera diversificada, entender los valores, los índices y lo que mueve su porfolio. De esta manera está bien protegido. El que lo aprendió de experiencias pasadas no deberá confrontar mayores problemas”.

En Puerto Rico hasta 2015, el 85% de la inversiones locales estaban en instrumentos locales. Hoy, ante la reducida oferta local, se han disparado las inversiones en bonos y otros instrumentos de los EE.UU.

Sombra de recesión

El ejecutivo no descartó que tras diez años de crecimiento sostenido en los EE.UU., se pueda comenzar a experimentar vicios de recesión, tendencia que el Indice de Posibilidad de Recesión, realizado por Birling Capital evidencia.

El modelo de probabilidad de recesión es un modelo patentado que incorpora una gama de datos que evalúan las condiciones económicas, el desempeño de los mercados financieros y los indicadores del estrés subyacente. La reducción de la probabilidad de recesión refleja una reducción de las condiciones del mercado financiero y una serie de puntos de referencia económicos positivos. La probabilidad de recesión de Birling Capital U.S. está en 15.77 por ciento para noviembre de 2019, lo que es positivo. Pero en el pronóstico de 2020, la probabilidad de recesión aumenta. Para el primer trimestre estiman el índice en 23.62% y en el segundo trimestre 27.08%. Para el tercer trimestre se sitúa en 32.88% y en el cuarto trimestre se ubica en 34.80%. Acorde con Rodríguez Castro, una vez supera el 25% es indicio de preocupación, por lo que no descarta que a partir del segundo trimestre de 2020, se comience a sentir las primeras señales de recesión en los EE.UU. “Hay que señalar que con el promedio industrial Dow Jones, el S&P 500, el Nasdaq y el Burling Capital PRSI cerrando en o cerca de niveles récord ha reducido las probabilidades de una recesión. Al igual que todas las métricas, esto sentirá el impacto de todos los datos de subrayado en la economía”.

Mayor vigilancia

Ante la posibilidad de mayor cantidad se asuntos geopolíticos, como pudiese ser el residenciamiento de Trump, el presidente de Birling Capital recomienda que los inversionistas estén más vigilantes. Aseguró que la eliminación de un presidente siempre va a tener un impacto severo en la economía, por lo menos de manera transicional. Sin embargo, sostuvo que posteriormente la economía va a seguir moviéndose con la misma tendencia que lleva ahora.

“La política va a seguir. No vislumbro grandes cambios. Es cuestión de estar vigilante. Ajustar los porfolios, de manera que la volatilidad tenga contrapeso y así evitar futuras pérdidas. Aquel inversionista que no conozca bien el detalle de lo que tiene, como se comporta, su efecto o no ha preparado un porfolio diversificado va a tener problemas. El inversionista tiene que revisar la meta de sus inversiones. Tienen que comprar con sus metas y objetivos claros y conocer su nivel de tolerancia al riesgo”, acotó.

Acorde con Rodríguez Castro, los inversionistas locales están diversificados. Han colocado su dinero en instrumentos variadosque van desde índices y anualidades hasta bonos, entre otros. Sin embargo reconoció que el cambio mayor es hacia porfolios con un manejador de diversas estrategias de inversión. “Hay que cambiar las tendencias cuando vienen. Eso se logra con asesoría de calidad y porfolios en constante movimiento, lo que reduce la preocupación ante los ciclos recesionarios que pueden llegar en cualquier momento”.

reportera