discos de vinilo

PORTLAND, Maine— Las ventas de discos de vinilo se dispararon durante la pandemia de coronavirus, mientras los amantes de la música ampliaban sus colecciones, y los casetes de audio también iniciaron su regreso, impulsando los negocios de las tiendas de discos.

La reducción de las restricciones por el virus en los establecimientos y el continuo interés en los discos de vinilo les dieron a las tiendas, y a los compradores, un motivo para celebrar el sábado, en la primera de dos fechas del Record Store Day. Aunque muchas tiendas estuvieron cerradas al inicio de la pandemia de coronavirus, la gente escuchaba discos en casa e impulsó las ventas de discos de vinilo por internet y para recogerlos en las tiendas.

Will Emanuel, un estudiante de la Universidad de Maine que permaneció en su casa a las afueras de Portland, compró entre 50 y 55 álbumes durante la pandemia. "Estaba ansioso de crear una colección", dijo Emanuel. "Caí en la trampa y ahora parece que no puedo salir".

Emanuel, de 20 años, es parte de una nueva generación que se siente atraída al sonido cálido, la carátula y al ambiente retro de los discos de vinilo, uniéndose a otros estadounidenses que crecieron con el formato para aumentar las ventas.

Las ventas de discos de vinilo subieron un 29% en 2020 a 626 millones de dólares, superando el ingreso de ventas de los discos compactos, de acuerdo con la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos.

discos de vinilo

Los casetes de audio también están experimentando un renovado interés, aunque siguen siendo una novedad en lo que respeta a las ventas totales, gracias a la ayuda que han recibido de Hollywood y Netflix.

En la película de Marvel "Guardianes de la Galaxia" aparece un casete con los éxitos de la década de 1960 y de 1970 que se convirtió en un éxito de ventas, mientras que en la serie "Stranger Things" de Netflix se muestra una cinta con canciones de The Clash y otros artistas de la década de 1980.

Este renovado interés por los discos de vinilo y casetes es un buen augurio para la celebración anual de las tiendas de música indie, esos centros musicales locales donde la gente puede buscar discos, CDs y casetes, y hablar de música.