terrenos

Aunque luego del huracán María en septiembre de 2017 hubo un auge en la compra de propiedades residenciales y comerciales, particularmente en la zona metropolitana, esa no ha sido la experiencia en el caso de los terrenos, a pesar de la disponibilidad de estos, sobre todo fuera de San Juan.

Según representantes del sector de bienes raíces y desarrolladores, la compra de terrenos en Puerto Rico también se ha visto matizada por la laxitud en los procesos de permisos y por el atraso en la llegada de los fondos federales asignados para la reconstrucción de la Isla, lo cual obstaculiza o atrasa la venta que se pueda producir.

Sin embargo, la caída que se ha experimentado en la última década en el precio de los inmuebles, ha sido distinta para la tierra y de acuerdo con los expertos su valor se ha mantenido relativamente estable. Dijeron que muchos de los terrenos disponibles deberían ser opciones para la edificación de nuevas estructuras residenciales, sobre todo de vivienda de interés social, pero los desarrollos están detenidos porque los fondos federales no terminan por llegar.

El desarrollador Rafael Rojo, quien en el pasado fue presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico, dijo que hay muchos desarrolladores que tienen terrenos vistos con miras a su compra, pero han tenido que detener el proceso ante el desconocimiento de los requerimientos que deben cumplir para las viviendas de interés social.

“No podemos comprar la tierra sin antes saber los números de cuánto va a costar construir, cuánto la tierra y cuánto nos sobra. Para ello, tenemos que conocer las exigencias que esos fondos federales traen para el tipo de construcción. No podemos construir a lo loco, porque si no cumples con sus exigencias no desembolsan el dinero”, expresó Rojo.

En el mercado de compra de terrenos generalmente participan desarrolladores locales y los que llegan del exterior buscan alianzas para emprender proyectos. Luego del huracán María, muchos inversionistas han venido a la Isla, pero en busca de propiedades comerciales o residenciales –principalmente- para remodelarlas y alquilarlas, en las zonas de Viejo San Juan, Ocean Park, Santurce y Miramar.

Por el lado de los permisos, sostuvo que es el segundo gran reto. “Aquí las reformas son para proyectos que previamente contaban con los permisos, pero no para proyectos nuevos. Hoy está más malo que nunca. Cualquier proyecto te puede tomar desde dos años como mínimos hasta cinco o seis años para obtener todos los permisos”, afirmó Rojo.

En el lado individual, de las personas que necesitan mudarse porque perdieron sus viviendas durante el huracán, no todas han podido hacerlo (sea comprar una vivienda o terreno para construir) porque no han recibido las ayudas esperadas. Una parte de estas han optado por regresar a sus casas deterioradas para reconstruirlas de manera informal, indicaron los entrevistados.

“Son innumerables las personas que se acercan para conocer si ya los fondos están disponibles para la construcción. Pero, ante los continuos ´no´ que reciben, han descartado la opción de un nuevo hogar y han decido arreglar sus propiedades a su manera. Esto es muy preocupante, cuando conocemos lo que está sucediendo en las zonas costeras de la Isla, donde aún existe el 50% de las construcciones informales. Fuera de dicha zona, la construcción informal alcanza el 63%. Esta tendencia la insta el mismo sistema burocrático de la Isla”, sentenció Rojo.

Advirtió que a estas personas les resulta más barato y viable construir de manera informal, sin seguir los reglamentos ni los códigos de construcción. “Lamentablemente el desconocimiento es atrevido”, opinó.

Venta de terrenos pequeños

Para el pasado presidente de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces, Eddie López, la tendencia que se ha observado de manera moderada es hacia la venta de terrenos pequeños, más bien por parte de puertorriqueños que añoran la Isla y quieren regresar. Mencionó que se trata de lotes que fluctúan entre los 1,000 a 2,000 metros cuadrados, y la mayor parte de estos compradores son retirados.

“En los últimos seis meses estamos viendo un auge en terrenos más pequeños, donde persiguen construir casas más pequeñas para regresar a la Isla. Hoy, todavía hay mucho terreno disponible, no exactamente frente a las playas. Las áreas donde mayor movimiento se está experimentando es fuera de la zona metropolitana, principalmente, por el noroeste de la Isla, donde se ha comenzado a experimentar un leve repunte de los valores”, señaló López.

Explicó que el cambio en tendencia se ha visto recientemente, ya que justo después del paso del huracán María, los costos de materiales de construcción se elevaron tanto que hacía incosteable construir una propiedad, y ahora se han normalizado.

En la última semana de junio, la Oficina de Gerencia de permisos (OGPe), adscrita al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), informó que había mejorado su eficiencia en el servicio a clientes, en cuanto a las solicitudes de permisos y certificaciones para la construcción o remodelación de propiedades, o para operar negocios.

Manuel A. Laboy, secretario del DDEC, indicó entonces que se incorporó al Single Business Portal nuevos productos y certificaciones “para agilizar y dar transparencia al proceso de solicitud de estos documentos” y se indicó que ahora toma menos tiempo la obtención de permisos.

reportera

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.