Aeropuerto
Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, en San Juan. >Archivo/EL VOCERO

El tráfico de turistas que llega al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, en San Juan, continúa en niveles bajos, al igual que la cantidad de boricuas que sale de la Isla a visitar a familiares en Estados Unidos o para vacacionar durante la época navideña.

“Seguimos con un 50% comparado con el 2019, tanto de los pasajeros que llegan al aeropuerto como los que se van. Diariamente llega un promedio de 8,200 pasajeros y 8,000 de salida, cuando los números de años anteriores eran de cerca de 16,000 diarios”, confirmó Jorge Hernández, presidente y principal oficial ejecutivo (CEO) de Aerostar Holding Group, empresa encargada de administrar el aeropuerto.   

El ejecutivo entiende que la gran mayoría de los visitantes que llegaron a Puerto Rico durante el mes de diciembre y que continúan llegando ahora en enero, son puertorriqueños que decidieron compartir con sus familiares durante la Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes, a pesar de la pandemia de Covid-19.

“Mi percepción según lo que vemos —porque no tenemos datos concretos de quiénes son las personas que llegan al País— los que vienen son los puertorriqueños de la diáspora”, comentó.

En cuanto a la expectativa en el flujo de futuros viajes tras la llegada de la vacuna contra el Covid-19, el CEO declaró que es muy pronto para tener un panorama claro sobre lo que pasará en los primeros meses del nuevo año. 

“Se vislumbra un primer trimestre del 2021 con mucha incertidumbre, porque es muy temprano el tema de la vacuna. Se espera que la capacidad de asientos para los meses de enero y febrero será de un 75% de lo que había en el 2019. Todo depende de cómo se empiecen a comportar los contagios del virus”, dijo.

Sobre la recuperación de los viajes a nivel mundial y local, opinó que será distinta en cada destino y región, ya que dependerá de las regulaciones y decisiones de cada país.

“Para el mercado internacional que está mucho más impactado, las expectativas de recuperación son que será más lenta. Depende de las condiciones de cada destino y de las variantes de las políticas públicas. A nivel doméstico la recuperación será más rápida”, declaró Hernández.

Lo que vislumbra IATA

Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), con el aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos y Europa, el panorama durante 2021 no será muy alentador para las aerolíneas.  

El pronóstico de pérdida para el 2020 y 2021 es de cerca de $157,000 millones. Esta cifra es mucho mayor a la que había proyectado la organización en junio con un total aproximado de $100,000 millones en pérdidas para los dos años. El estimado concluye que las aerolíneas perderán $66 por cada pasajero.

IATA aseguró que funcionarios de la industria presionan a los gobiernos de todo el mundo para acelerar el levantamiento de las restricciones para los pasajeros que den negativo del virus, y también proyectó que las aerolíneas comenzarán a recibir más dinero que el que gastan durante el cuarto trimestre de 2021. Indican que esta fecha es más próxima a los pronósticos previos, debido a la idea de que los viajes van a aumentar a medida que las personas reciban la vacuna para el Covid-19.

Durante 2019, según los datos de la IATA, las aerolíneas transportaron 4,500 millones de pasajeros. Se estima que ese número cayó a 1,800 millones en 2020 y que aumentará a 2,800 millones en 2021. Se espera que el ingreso por pasajero caiga un 69%, pero que la transportación de carga aumente.