vacas

En un esfuerzo por lograr incrementar su competitividad frente a los productos lácteos importados, el sector ganadero del País hace nuevamente un llamado al gobierno para la redistribución de los incentivos que se le otorgan a la industria.

El agrónomo Juan Carlos Rivera Serrano, presidente de la Cooperativa de Productores de Leche de Puerto Rico (Coopple) explicó que aunque Indulac (la marca que maneja la entidad) está buscando otras alternativas en el segmento de lácteos para incrementar sus ventas, les resulta imposible ante la gran competencia que enfrentan con las marcas importadas. Indulac compite directamente en los segmentos de leche UHT, quesos y yogurt.

“Los países de donde importamos ofrecen muchos incentivos a su producto local, de manera que mantienen sus precios bajos, lo que les permite posicionarlos de manera ventajosa dentro de su país como afuera. En nuestro caso, esto no sucede, por lo que nuevamente les hacemos un llamado al gobierno y al secretario de Agricultura para que se redistribuyan los incentivos y se otorguen a aquellos productos que hoy no podemos competir por su costo. No pedimos más incentivos, sino que se coloquen donde los necesitamos”, manifestó Rivera Serrano.

Según su planteamiento, los incentivos disponibles se pueden destinar por un periodo de tres años a la elaboración de los productos donde se busca alcanzar un volumen razonable en el mercado. Con ello se podrían reducir las importaciones en áreas particulares y luego mover los incentivos a diferentes productos locales.

“Una vez tengamos el mercado cautivo, se movería el incentivo hacia otro producto. Esto es algo que se hace en todos los países para ayudar la agricultura local. No es algo nuevo o exclusivo para el mercado local. No pedimos más dinero, sino que se redirija. Por ejemplo, que el incentivo se otorgue a un producto, como pudiese ser la leche evaporada. Esto nos permitiría ir a la góndola a un precio igual o inferior al de la competencia, lo que disuadiría la importación. Con ello gana el ganadero, el consumidor y la economía en general”, apuntó Rivera Serrano.

Sin embargo, la iniciativa –que entre otras cosas se presenta para garantizar y crear nuevos empleos- no es acogida por el Secretario de Agricultura, Carlos A. Flores, quien ha sostenido previamente que los incentivos se otorgan por producción no por comercialización o venta.

Flores ha dicho que “la ley 225 provee ayuda al productor. Si se le pregunta al productor si se le elimina el incentivo para otorgarlo a la comercialización o venta, definitivamente que va a decir que no”.

Otra de las iniciativas propuestas para mantener la competitividad del sector es lograr bajar los costos de producción a nivel de finca, a través de la cooperativa, mediante las compras en bloques, principalmente en el alimento y las vitaminas para el ganado.

Se atemperan al verano

De otro lado, y con el comienzo de la temporada veraniega, también se registra una merma en producción, que se puede prolongar hasta el mes de octubre. Se estima, que durante esos meses la producción se reduce entre un 25% a 30%, equivalente a unos 15 a 20 millones de cuartillos menos, que representan alrededor de $11 millones.

Esta reducción en ventas también responde al cierre de los comedores escolares durante las vacaciones de la temporada, y Rivera Serrano explicó que aunque hay consumo de leche en los campamentos de verano, estos son cada vez menores e impactan a pocos niños.

Para suplir la demanda en esos meses de baja producción, Indulac suele empacar la leche durante los primeros meses del año y la almacena.

Sin embargo, como el consumo general de la leche se ha reducido durante los últimos años en la Isla, y en ocasiones se registra un excedente de la materia prima, Rivera Serrano indicó que la redistribución de incentivos igual puede evitar los episodios de decomiso de leche fresca.

En los pasados cinco meses se han decomisado más de un millón de cuartillos de leche cruda, que representa un impacto económico de $1.2 millones para los ganaderos y $3 millones en la economía del país.

En 2018 la industria cerró el año con una merma en ventas de 22 millones de cuartillos, cifra que proyectan se dispare en 2019 a 40 millones de cuartillos.

Al presente, la industria cuenta con unas 266 vaquerías, que representan unas 25,000 vacas, las cuales producen entre 80 a 100 millones de cuartillos de leche anuales. Eso representa ventas de alrededor de $395 millones, con un efecto multiplicador de cerca de $650 millones.  Asimismo, la industria genera unos 18,000 empleos. Sin embargo, estas cifras, en la pasada década eran casi el doble.

reportera

(1) Comentarios

Americano Eres

Si hay local siendo decomisadas pirque importan. El alimento para las vacas es de miles de dólares
. Quizás si convenga por un tiempo el incentivo.

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.