Heidi

Atender la crisis actual de la pandemia ha provocado el análisis de los sectores más vulnerables que hay que fortalecer en la Isla para competir con otros mercados, además de un cambio de mentalidad para nuevos estilos de trabajo aprovechando los recursos tecnológicos.

Este es el mensaje de la economista Heidie Calero, quien dejó clara la necesidad de transformar la cultura de trabajo de la Isla para adaptarse a los tiempos modernos.

 “Ahora se demostró con los empleados del gobierno que se puede trabajar de manera remoto y que también se pueden rehusar los centros de trabajo y oficinas. Tenemos que reinventarnos y organizar la fuerza trabajadora. Lo bueno de lo que está pasando es que ahora hasta el que tiene un carrito de “hot dog” debe entender cómo funciona la economía. Si no vende, se detiene la cadena de distribución, la gente se queda sin empleo y no se le paga IVU al gobierno”, indicó refiriéndose a las consecuencias del Covid-19, que ha obligado al gobierno y sector privado a laborar desde sus hogares.

La economista aprovechó para hacer un llamado al gobierno y agencias como la Junta de Planificación y Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, para que utilice este tiempo del toque de queda para aparte de atender las necesidades inmediatas para evitar el contagio del virus, planifiquen un plan de acción que se pueda poner en práctica tan pronto termine la emergencia.

“¡Aquí sabemos lo que tenemos que hacer, que actúen! Hay que atender a los sectores estratégicos como agricultura, turismo, servicios y salud, para revisar el presupuesto de rabo a rabo. ¿Cuál es la estrategia? Debemos estar listos para un plan de acción inmediato, se requieren proyectos de emergencia. Cómo vamos a saber si estamos avanzando si no hay estadísticas, hay que recopilarlas y organizarse”, opinó.

Calero también cuestionó la manera en que se están tomando las decisiones para atender la epidemia y el efecto económico que está provocando. También señaló proyectos esenciales que siguen sin atenderse como es del sistema eléctrico del país.

“Es bueno que venga ayuda federal, pero Puerto Rico no es prioridad para Estados Unidos, por lo que hay que tener un plan B. ¿Basándonos en qué se toman decisiones, ¿Cuáles son los fundamentos y la data? ¿Qué vamos a hacer con los recursos económicos que tenemos? ¿Qué pasa con Costa Sur que debería estar arreglada? ¡Estamos ciegos con tantas oportunidades!”, declaró Calero.