Puerto Rico

Falta un poco de un mes para que culmine el 2019, y entremos al 2020. El próximo año será uno de múltiples desafíos que hoy parecemos ignorar, pero los riesgos están ahí vivos y latentes, esperando por nosotros a la vuelta de la esquina.

La ironía del caso es que mientras nos encaminamos al último mes del 2019, Puerto Rico parece secuestrado por la discusión estéril y sin sustancia de los chismes de la farándula y escenas inverosímiles protagonizadas por nuestros "líderes".

Para los que nos preocupa el futuro de la Isla, y que hemos descartado la emigración como ruta fácil de escape, tenemos el deber de plantear no solo los problemas, sino también las soluciones a los actuales desafíos que enfrenta la atribulada sociedad puertorriqueña.

Como parte de una serie de artículos que estaremos elaborando y preparando en esta sección sobre como se visualiza el panorama para el 2020, hoy inicio con los retos que enfrentamos de cara al inicio del 2020.

Abismo fiscal en los fondos del Medicaid

En el Congreso de los Estados Unidos, el Senado y la Cámara de Representantes, aún no han logrado un lenguaje de consenso que habilite el desembolso de $12,000 millones para financiar el programa de salud del gobierno de Puerto Rico. Sin una inyección adicional, el gobierno local será incapaz de operar el actual sistema del cual dependen 1.3 de millones de médico-indigentes.

Eliminación del crédito al impuesto de las corporaciones foráneas

El Departamento del Tesoro, ya advirtió a los oficiales del gobierno de Puerto Rico que no va a honrar más el crédito que le provee a las corporaciones foráneas en virtud de un arbitrio de la Ley 154 de 2010. Este arbitrio representa $2,000 millones anuales en ingresos recurrentes al fisco. Sin una solución clara, el panorama fiscal se puede complicar en el 2020, y los planes para reestructurar la deuda también pueden verse afectados.

Los fondos federales para la reconstrucción

Como resultado de los casos de corrupción y la mala imagen de Puerto Rico en la capital federal, la Administración Trump, ha dado instrucciones para que se impongan mayores controles al envío de los fondos de reconstrucción para la Isla. En el escenario de que esos fondos no lleguen en el 2020, el panorama económico pudiera completarse grandemente.

Reestructuración de la deuda

Desde el 2016 al presente, el desafío del gobierno y de la clase política en general, a la Junta de Control Fiscal (JCF) ha complicado la implementación de los objetivos de la Ley Promesa. Las reformas estructurales no se han adelantado como se esperaba por la propia incapacidad gubernamental, y la reestructuración de la deuda ha tomado más tiempo de lo que se esperaba. Solamente se han podido llegar a acuerdos de reestructuración con dos de los emisores, el Banco Gubernamental de Fomento, y COFINA.

Sin embargo, aún la deuda constitucional (GO), la de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y las pensiones gubernamentales, carecen de acuerdos finales. También falta un acuerdo con la deuda de la Autoridad de Carreteras. Sin acuerdos finales, será imposible que el gobierno salga de la quiebra y se pueda regresar a los mercados para atraer capital fresco e inversión nueva.

Frenar la emigración

La pérdida de población es uno de los temas de mayor trascendencia para nuestro futuro, y el que menos atención recibe de los oficiales electos. Las proyecciones de demógrafos y analistas del tema apuntan a que, si la economía no comienza a crecer pronto, los patrones migratorios puedan regresar a los niveles antes del impacto del huracán María. Entre el 2013 y el 2016, la pérdida anual de población ascendió a 50,000 y 60,000 anuales. De no frenarse esta tendencia, a mediados de la próxima década, la población pudiera situarse entre 2.6 y 2.5 millones.

Claramente el panorama nos impone una gran responsabilidad a todos, no solo a los gobernantes. Urge buscar soluciones serias y reales a estos retos, pero más importante la voluntad de ejecutar soluciones pensando en el bienestar a largo plazo de la Isla, y no en la inmediatez política. En el próximo artículo presentaremos algunas opciones para atender los desafíos anteriormente planteados.

Este análisis fue redactado por la unidad de investigaciones de Inteligencia Económica Inc. disponible para suscriptores junto a más de 150 indicadores económicos y herramientas de inteligencia de negocios para su empresa.

Para más información sobre nuestra firma o nuestros servicios, PRESIONE AQUÍ