tormenta

Economistas consultados por EL VOCERO aseguraron que el paso por la Isla de la tormenta tropical Isaías, en momentos donde se confrontan serios retos fiscales y de salud, no deberá impactar la actividad económica de manera significativa.

La razón para ello es la entrada reciente al País de miles de millones de dólares en ayudas federales, relacionadas principalmente al Covid-19.

El economista Antonio Rosado aseguró que este tipo de fenómeno atmosférico no suele impactar demasiado la actividad económica, más allá de unos gastos adicionales en los preparativo del gobierno. En los ciudadanos particulares, sostuvo, pudiese generar un gasto en alimento y agua, lo que genera un consumo momentáneo. “En los últimos meses ha llegado a la Isla una avalancha de recursos económicos, que ha ubicado a la Isla, tal vez, en uno de sus mejores momentos económicos en años. Este tipo de ciclón suele tratarse más de inundaciones, en áreas típicamente impactadas”.

En tanto, para el decano de la división de Negocios, Turismo y Emprendimiento de la Universidad Ana G. Méndez, José C. Sosa, este tipo de evento atmosférico tiene que verse desde dos perspectivas diferentes: el consumidor y las ayudas que pudiesen llegar.

En el caso de la conducta del consumidor, aseguró tratarse de una reacción inmediata, que impacta en el corto plazo, sin mayores trascendencias. En el caso del apoyo externo, depende de la magnitud y los daños del fenómeno atmosférico, por lo que una tormenta, que deje a su paso solo mucha lluvia, pudiese no tener una mayor trascendencia. Sin embargo, aclaró que si se trata de algo catastrófico, llegan muchas ayudas, cuyo impacto dependerá de la utilización de las mismas. “Si la economía tiene la capacidad de absorber esas ayudas y moverse sola, es positivo, pero si se limita solo al gasto y no a la inversión ni a la productividad, al final se trata solo de una ayuda artificial, sin mayor trascendencia. Las ayudas deben canalizarse hacia la productividad para poder desarrollar al País”, afirmó Sosa.

Respecto a los cierres de la banca y los comercios, coincidieron que, al tratarse de un periodo de tiempo relativamente limitado, el impacto suele ser inferior, principalmente en los momentos actuales donde gran parte de estas actividades están bastante limitadas.

reportera