20170605_VR_NINA DROZ_ER

>Archivo / EL VOCERO

Decenas de manifestantes llegaron hasta el hotel Sheraton Puerto Rico, ubicado en el Distrito del Centro de Convenciones, donde la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR) realiza la tercera Conferencia de Promesa. 

Los opositores, en su mayoría estudiantes de los recintos de la Universidad de Puerto Rico, convocaron la marcha multisectorial “Nos Roban, Nos Venden Fuera Pillos de Puerto Rico” que salió del parque Luis Muñoz Marín hasta llegar al exterior de la hospedería. 

A los reclamos de los estudiantes, se unió la Federación de Maestros de Puerto Rico, la organización sindical Educamos, la Asociación de Puertorriqueña de Profesores Universitarios, el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, el Partido Independentista Puertorriqueño, Jornada se Acabaron las PROMESAS, entre otras organizaciones. 

Mientras en el interior del hotel se discutían conferencias enfocadas en el despunte económico y la reinvención de Puerto Rico, el presidente de la CCPR, Kenneth Rivera, atendió a los estudiantes en las afueras de la hospedería que estaba rodeada por decenas de policías que protegían todos los accesos. Rivera aseguró que, tras los eventos calendarizados como parte de la conferencia, se reunirá con los opositores. 

Como parte de las actividades, decenas de conferenciantes hablaron sobre los procesos y beneficios de la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) y discutieron la recuperación económica de la Isla tras el paso del huracán María. 

James O’Drobinak, principal oficial ejecutivo de MCS, fue uno de los primeros en deponer. El ejecutivo sostuvo que el éxodo masivo que ha enfrentado Puerto Rico en el pasado año es uno de los factores que podría influir negativamente sobre el desarrollo de la Isla. 

No obstante, Jeanelle Alemar Escabí, CPA y directora de la Junta Legal, Fiscal y de Logistica Financiera de Kinetic Investment Group, sentenció que la reducción poblacional representa una oportunidad para redirigir los fondos y recursos. “Puerto Rico tiene naturalmente recursos limitados y en un momento estuvo densamente poblado. Esto nos da una nueva oportunidad para producir y que el Producto Nacional Bruto aumente”, dijo la ejecutiva. 

Asimismo, se discutió el plan de acción para la utilización de los fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR) que totalizan $1,500 millones en la primera etapa y $8,200 millones en la segunda. El secretario del Departamento de la Vivienda (DV), Fernando Gil Enseñat, sentenció que el impacto en la economía podría ser de $9,700 millones de en seis años.