AES

Consciente de los problemas que acarrea la producción de energía térmica, la cogeneradora de energía AES Puerto Rico, con planta en Guayama, invertirá unos $600 millones en la transformación de su sistema energético para comenzar a producir energía renovable en la Isla ante la próxima transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La empresa —que suple el 25% de la energía que se consume en el País— mantiene un contrato de cogeneración con la AEE hasta 2027 y comenzó este año con su plan de transformación energética. Jesús Bolinaga, director del complejo del Caribe de AES, explicó a EL VOCERO que para 2023 debe haberse completado la inversión.

“Nosotros estamos presentando propuestas verdes que vislumbran una inversión de $600 millones para pasar de la generación térmica a la renovable. Tenemos la voluntad de invertir dinero en el País y estamos en conversaciones con la AEE para ir logrando esos avances necesarios. Esto también contribuiría a que la Isla pueda alcanzar el 100% de energía renovable para el 2050”, acotó Bolinaga.

De acuerdo con la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico (Ley 17 de 2019) —que promulgó el entonces gobernador Ricardo Rosselló—, se debe alcanzar la generación de un 40% de energía renovable para 2025, un 60% para 2040 y un 100% para 2050. En la actualidad solo se genera un 4% de energía renovable.

“Esto conlleva primero una aprobación de la AEE, después de eso hay que hacer un estudio técnico, que está bastante adelantado, para ver cuál es la ubicación correcta y que no se afecte la red. Estos proyectos toman tiempo porque tienen que hacerse de manera responsable. Hay que ir invirtiendo en generación renovable y cuando se está consolidando, se empieza a disminuir la térmica”, detalló el ejecutivo.

Bolinaga detalló que la empresa —que opera en 15 países alrededor del mundo— está comprometida con reducir su intensidad de carbono en un 50% para 2022 y alcanzar un 70% para 2030. Además de su planta de generación térmica, AES también opera en Guayama una planta solar de 20 megavatios.

“Nuestra corporación apunta a la transformación energética a nivel mundial, pero no todo se puede hacer al mismo tiempo. A nivel mundial tenemos 30 gigavatios instalados, que es 10 veces lo que Puerto Rico tiene instalado. De esos gigavatios, 10 son de energía renovable y todos los años transformamos entre 2 y 3 gigavatios. Un tercio de toda la energía que produce la empresa es renovable”, aseguró.

Según detalló el ejecutivo, la inversión de $600 millones —para lograr la transformación de su sistema— se suma a unos $40 millones aproximados que invierten en mejoras a la planta generadora.

Preparados para huracanes

Por otro lado, Bolinaga aseguró a EL VOCERO que, tanto la planta solar como la térmica están listas para hacer frente a la temporada de huracanes. “Estamos completamente preparados para la temporada. Tenemos dos planes de respuesta a emergencias que comienzan a activarse en el mes de marzo”, sentenció.

“La primera fase son los preparativos para que la empresa pueda enfrentar la temporada, ya sea la compra de combustible, mejorar la comunicación, compra de inventario, entre otras cosas. La segunda permite las mejoras que la empresa tiene que hacer para permitir la continuidad del negocio”, enfatizó Bolinaga.

Según detalló, como parte de las inversiones para hacer el sistema más resiliente, adquirieron una turbina a un costo de $20 millones que producirá 20 megavatios y que permitirá que, ante una salida completa del sistema eléctrico, AES no tenga que esperar la energía de la red para arrancar sus equipos auxiliares.

El pasado martes, la empresa recibió la visita del representante especial de Casa Blanca en la Isla, el contralmirante Peter Brown; la comisionada residente Jenniffer González; el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz y otros ejecutivos de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA), quienes pasaron revista sobre la preparación de la compañía para la temporada ciclónica.

Cumple con regulaciones

Pese a que las operaciones de su planta en Guayama cumplen y han cumplido con todas las regulaciones existentes en la Isla, el almacenaje de las cenizas que AES produce ha sido en los pasados años objeto de críticas y señalamientos por organizaciones ambientales y ciudadanos de las comunidades donde se depositaban.

En enero, la gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó una ley que prohíbe el depósito de cenizas de carbón y obliga a la compañía a sacar del País toda la ceniza que produzca dentro de un periodo de 180 días, a menos que guarde estos residuos de la combustión en contenedores encapsulados tipo silo.

“La ley te permite 180 días de almacenamiento. Nosotros hasta el momento tenemos 90, que es la mitad de lo permitido. Estamos muy por debajo de lo que exige la reglamentación en Puerto Rico. Seguimos buscando alternativas para reciclar el material porque la EPA lo califica como no peligroso y puede ser útil para otras cosas”, puntualizó Bolinaga.

Tags