Walmart de Barceloneta

Walmart de Barceloneta 

El sábado amaneció con amplia cantidad de consumidores en el intento por adquirir artículos de primera necesidad y otras provisiones, a una semana de la orden de cierre de comercios que no sean farmacias, supermercados, estaciones de gasolina, negocios de alimentos preparados y otros establecimientos relacionados a la salud.

Los controles de entrada han mantenido durante todo el día largas filas de personas al resguardo de carpas o bajo el sol en la espera para entrar a los pocos comercios abiertos.

En Barceloneta, en Walmart decenas de personas de todas las edades -la mayoría sin guantes ni mascarillas- esperaban con carritos de compra sin guardar el mínimo de distancia de seis pies entre unos y otros, como recomiendan las autoridades sanitarias. El personal se encontraba con guantes y mascarillas e impartían instrucciones de seguridad a los visitantes.

Mientras, en la Farmacia San Martín en Manatí los clientes podían entrar de uno en uno, no sin antes recibir desinfectante para las manos. Todos los empleados estaban protegidos y se encargan de buscar los artículos -si son de primera necesidad- que desean las personas. Los pacientes con entrega o recogido de recetas son la prioridad, informó una empleada.

IMG_3517.jpg

 

Particularmente los clientes buscan papel sanitario, mascarillas, jabón desinfectante y otros.

En los restaurantes con servicio de entrega o en ventanilla también las filas eran largas y las precauciones son especiales. En Vega Baja, en el restaurante Burger King cuando abren la ventanilla del auto servicio le ofrecen desinfectante de manos a los clientes antes de realizar cualquier transacción.

Los comercios han colocado su equipo de pago dentro de cobertores plásticos y cada entrega se hace con amplio cuidado para evitar el menor contacto directo entre empleados y clientes.

En las estaciones de gasolina la situación es similar con largas filas de vehículos y control a la entrada de cada una. El previo promedia los 48 centavos en la gasolina regular.

Entre tanto, la conversación del día ha sido el reporte de la primera muerte de una persona por coronavirus en Puerto Rico, una septuagenaria italiana que llegó hace una semana a bordo del crucero Costa Luminosa. Su esposo sigue con un diagnóstico positivo de la enfermedad en un hospital de San Juan.

Este sábado se han confirmado la existencia de 21 casos por Covid-19 en la Isla.