puma

La reciente reconfiguración de Puma Energy en su línea de negocio de gas en la Isla, al alcanzar un acuerdo con Empire Gas, resulta transparente y no plantea asuntos de monopolio para el sector, opinó el presidente de la Coalición de Distribuidores Independientes de Gas Licuado de Puerto Rico (Codigas), Carlos Declet Jiménez.

Explicó que en el acuerdo divulgado a principios de esta semana por EL VOCERO, Empire Gas —que es la empresa líder en la Isla en su segmento— manejará la parte de gas licuado de Puma en el área industrial, comercial y residencial, pero esto no representa un monopolio. Dijo que el volumen de negocio de Puma en el segmento de gas era mínimo, de aproximadamente 200 mil galones.

“Esa cantidad es ínfima. Puma en un principio proyectaba acaparar el 20% del mercado, lo que no lograron, no empece lo fácil que se les hizo lograr una serie de permisos que a muchos gaseros les tomó años”, comentó Declet Jiménez.

El acuerdo con Empire Gas incluye el alquiler de la planta de embotellamiento y servicios de almacenamiento, así como la venta de camiones y unidades de reparto. En tanto, Puma Energy, permanece en el segmento de gas embotellado en cilindros de 17 libras, disponibles para la venta en la red de estaciones de servicio en todo Puerto Rico.

“En Puerto Rico la industria del gas no reacciona solo al precio sino también al servicio, el cual ellos (Puma) no pudieron satisfacer. Aquí es muy difícil competir con los distribuidores de gas, las guagüitas y las plantas independientes, a las cuales los clientes llaman y en un corto tiempo son servidos”, indicó Declet Jiménez.

reportera