Entretenimiento

>Suministrada

Aunque la pandemia de Covid-19 dejó pérdidas millonarias en la industria del entretenimiento y la cancelación de los eventos que estaban pautados desde marzo, las principales salas de concierto, actividades y teatro de la Isla han comenzado a llenar la agenda y prevén un panorama positivo para sus operaciones el próximo año.

A partir de la primera orden ejecutiva que firmó la gobernadora Wanda Vázquez Garced el pasado mes de marzo —para mitigar la propagación del coronavirus en la Isla— se prohibió la celebración de actividades en el Coliseo de Puerto Rico, el Centro de Convenciones en Miramar, el Centro de Bellas Artes (CBA) de Santurce y se pospuso la apertura del Distrito T-Mobile.

Al cabo de siete meses inoperantes, el gobierno les otorgó una dispensa condicionada que permite la apertura paulatina de las instalaciones y la celebración de actividades presenciales a un 25% de su capacidad.

Noelia García, directora de la Autoridad para el Distrito de Convenciones —que comprende el Centro de Convenciones, el Coliseo de Puerto Rico, el Antiguo Casino, Bahía Urbana y el Distrito T-Mobile—, señaló a EL VOCERO que ha comenzado a despuntar el movimiento en el llamado Triángulo Dorado y que está confiada en que a partir de 2021 comenzarán a ver una recuperación.

“Puerto Rico se proyectó muy bien en los primeros cuatro meses de la pandemia. El cierre temprano nos ayudó a proyectarnos como un destino eficaz a nivel internacional. Eso se quedó en la mente de nuestros clientes y hay mucho interés del mercado internacional por nuestras facilidades. Las cancelaciones fueron millonarias, pero se redistribuirán para el próximo año calendario”, afirmó García.

Pese a que la dispensa les permite comenzar a operar las instalaciones para finales de octubre, García enfatizó que no se vislumbra la celebración de espectáculos o actividades masivas hasta el próximo año.

“Entendemos que no es rentable, ni costoefectivo, producir un evento a un 25% de la capacidad. Prevemos que a partir de enero del próximo año nuestro panorama será más acertado”, acotó.

La ejecutiva explicó que por lo que resta de año estarán acogiendo reuniones de negocios, adiestramientos y ‘trade shows’ para comerciantes y negocios al detal. “Mantener estas facilidades es bien costoso, con unos gastos fijos bien elevados. Son costoefectivas cuando están activadas para operar a un 100% de capacidad. Queremos primero estimular la seguridad y confianza antes de reactivarnos totalmente”, agregó.

García detalló, además, que la implementación de una segunda fase de apertura para eventos presenciales se daría en 2021, pero estará condicionada a la tendencia de contagios con coronavirus. Para esta fecha, de contar con la aprobación, podrán operar con una capacidad reducida al 50%.

Inaugura el Distrito T-Mobile

Por su parte, Federico Stubbe, hijo, presidente de PRISA Group —desarrolladores del Distrito T-Mobile— señaló a EL VOCERO que el centro de entretenimiento más moderno del Caribe podría estar abriendo sus puertas a finales de este año. Inicialmente, su apertura estaba pautada para marzo.

El Distrito T-Mobile fue construido a un costo de sobre $175 millones y contará con diversas amenidades entre las que resaltan un hotel Aloft de 177 habitaciones, ocho salas de cine VIP de Caribbean Cinemas con capacidad para 850 personas, el Coca Cola Music Hall con capacidad para 4,000 personas, un ‘zip line’ urbano, estudios de televisión, restaurantes y discotecas, entre otras cosas.

“El Music Hall y el cine no operarán por el resto del año, pero vislumbramos la apertura de los demás componentes para finales de año. Esto es un proyecto importante para Puerto Rico y queremos que se maximice su lanzamiento. Necesitamos que esto sea un símbolo de nuestra recuperación económica y debemos asegurarnos de que cuando se haga, el mensaje cale en los mercados internacionales”, afirmó Stubbe.

El atractivo principal será la plaza central del proyecto, que contará con una pantalla horizontal 4k —la más grande del hemisferio— y los elementos más avanzados de tecnología, iluminación y seguridad.

Llena la agenda del CBA

Por otro lado, Jetppeht Pérez de Corcho, gerente general del CBA, explicó que ya tienen en agenda la celebración de varios musicales y espectáculos de ballet para el mes de diciembre y que están en conversaciones con varios productores para eventos que se podrían sumar al ofrecimiento de Navidad.

“Nuestras pérdidas son de millones de dólares. Empezaron con los temblores y luego con la pandemia. De enero a junio perdimos sobre $2 millones y a eso le faltan las pérdidas del segundo trimestre. En el momento que estamos viviendo, operar limitadamente es mejor que nada. Necesitamos que la rueda comience a girar”, detalló.

Oportunidad en la crisis

A juicio de García, “las crisis, aunque lamentables, levantan una serie de oportunidades que se deben aprovechar”. En el caso del Distrito de Convenciones, el cierre de las instalaciones les ha permitido agilizar la renovación y otras mejoras capitales que realizan a un costo de $20 millones.

“Durante este tiempo de pandemia, con nuestras puertas cerradas, hemos podido concluir los proyectos que llevamos ejecutando desde hace cuatro años. Cuando acabe la pandemia y podamos abrir, vamos a tener un producto renovado que ofrecerles a nuestros clientes”, comentó la ejecutiva.

Al reabrir, el llamado Choliseo contará con barras renovadas, nuevas áreas destinadas a fortalecer el segmento de comidas y bebidas, y nueva infraestructura tecnológica que le permitirá al visitante poder hacer sus órdenes desde su silla. Mientras que el Centro de Convenciones concluirá la renovación de sus salones con una visión tecnológica.