Oriental

A pesar de registrar una leve baja en ganancias, Oriental Bank logró mantenerse estable en el segundo trimestre del año —abril a junio—, en el que reportaron ingresos totales de $128.2 millones y un ingreso neto disponible para los accionistas de $20.2 millones o $ 0.39 por acción diluida.

Las ganancias registradas son menores a los $131.3 que registraron para el periodo de enero a marzo, potenciadas principalmente por la adquisición de las operaciones de Scotiabank en Puerto Rico e Islas Vírgenes. No obstante, representan una evidente mejoría en comparación con los $99.2 millones que registraron para el segundo trimestre del pasado año.

José Rafael Fernández, presidente de Oriental Bank, reconoció que han enfrentado complicaciones en el segundo trimestre a raíz de la crisis generada por el coronavirus. “Al igual que otras instituciones, enfrentamos una serie de desafíos relacionados con la pandemia, pero actuando con prontitud y con previsión, generamos excelentes resultados. Estamos extremadamente orgullosos”, señaló.

Fernández atribuyó la baja a la paralización operacional decretada en Puerto Rico para contrarrestar los contagios de coronavirus y a la reducción en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense.

“Las restricciones disminuyeron a fines de mayo, pero los recientes picos de contagio han obligado a Puerto Rico a reducir la flexibilidad. Los resultados también se vieron afectados por el recorte de tasas de interés en marzo. Todo esto le siguió a los terremotos de enero y ocurrió mientras estamos en el proceso de integración de la adquisición de Scotiabank”, detalló el ejecutivo.

Para el segundo trimestre, Oriental destinó una provisión para posibles pérdidas de $17.7 millones, que incluyó un aumento de $5 millones a la provisión de $34.1 millones que habían tomado el pasado trimestre.

Fernández detalló, además, que el margen de interés neto fue de 4.78%. La producción de préstamos en Oriental ascendió a $503.4 millones, incluidos los $286.4 millones que originaron en préstamos del Plan de Protección de Pagos (PPP) de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés) a causa del Covid-19.

“La producción de préstamos ascendió a más de $500 millones. Los prestamos PPP nos permitieron aumentar nuestra participación en el mercado. Implementamos una aplicación completamente digital, amigable con el cliente y un proceso de desembolso de fondos para préstamos PPP. Nuestros resultados nos permitieron ayudar a más de 4,000 pequeñas empresas a salvar más de 50,000 empleos”, agregó el presidente de Oriental.

Los ingresos por intereses totales aumentaron $27.4 millones, para un total de $121.7 millones, debido al aumento de 46.6% en los activos que generan intereses. Este también incluyó $6 millones en recuperaciones de intereses en los préstamos adquiridos con la compra de Scotiabank.

Asimismo, los activos totales de la institución se ubicaron en $9,930 millones, lo que representa un aumento de 7.5% en comparación con los resultados del primer trimestre.

Fernández señaló que experimentaron un aumento de $574.1 millones en efectivo y de $198.1 millones en préstamos. Los depósitos de clientes aumentaron $760 millones, lo que elevó la cantidad a $8,320 millones.

Un incremento también se registró en los índices de capital regulatorio que, según recalcó Fernández, son significativamente superiores a los requisitos para una institución bien capitalizada.

“Mirando hacia el futuro, esperamos completar la integración de las operaciones de Scotiabank según lo planeado —para fin de año—, mejorar la eficiencia y continuar invirtiendo para el futuro, para simplificar aún más nuestras operaciones y mejorar nuestra capacidad de servir a los clientes”, puntualizó Fernández.

Tags