CFSE
La CFSE encamina sus finanzas tras un déficit de $315 millones en 2017. >Archivo/EL VOCERO

La Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE) logró posicionar sus finanzas en terreno positivo, cerrando el pasado año fiscal con ingresos de $572 millones.

Este panorama financiero es el que Jesús Rodríguez Rosa, administrador de la CFSE, presentó a EL VOCERO. El funcionario aseguró que de no haberse tomado medidas para evitar que los patronos evadieran su responsabilidad de adquirir una póliza que cubra a sus empleados de accidentes en las áreas de trabajo, se proyectaba que la entidad tuviera una vida de cerca de un año y medio.

Explicó que en 2017 los gastos operacionales de la corporación pública eran de $840 millones y tenía solo $525 millones en ingresos. En dicho año, las cuentas por pagar ascendían a $700 millones. Del 2012 al 2016 se había extraído un poco más de $1,000 millones de la reserva actuarial, que es la cuenta que garantiza los servicios a los lesionados en el largo plazo.

“Trabajamos un plan de 50 días —entre abril y junio de 2021— y logramos que la corporación sea autosustentable. Logramos más ingresos que gastos y la reserva está en $950 millones”, aseguró Rodríguez.

De lograr captar a la mayoría de los patronos en Puerto Rico que debe contar con la póliza patronal obligatoria y que rondan los 55,000, y agregar a los 7,600 cuentapropistas que utilizan la póliza de propio patrono, además de la póliza doméstica para trabajadores en el hogar, la CFSE podría generar cerca de $750 millones anuales, según los estimados del administrador.

“Aquí hay mucho negocio nocturno y food trucks que no tienen la póliza de patronos y tienen empleados. Hay que buscar legislación para tener más garras para disuadir a los patronos a no dejar de adquirir su póliza y mostrarles los beneficios”, añadió Rodríguez.

El presupuesto de la corporación pública —que se nutre de fondos propios— se utiliza para brindar servicios médicos y compensación a los lesionados tanto del sector público como el privado, por lo que es un beneficio que obtiene el empleado y que hace que los patronos no puedan ser demandados en caso de un accidente laboral.

 “No importa el grado del accidente ni lo que cueste, el patrono —si tiene la póliza— no tiene que poner ni un centavo. Sé de muchas empresas que hubieran quebrado si no hubieran tenido la póliza (de la CFSE). Sabemos de los evasores cuando los empleados vienen a pedir nuestros servicios”, puntualizó el administrador.