Renta casa llaves

En un esfuerzo por dar visibilidad y facilitar la sana convivencia sin detener el avance de los alquileres a corto plazo en el municipio de San Juan, el alcalde Miguel A. Romero Lugo anunció la radicación ante la Legislatura Municipal de un proyecto de ordenanza, que propone establecer el Registro de Alquileres a Corto Plazo.

Dentro de la ordenanza se dispone el pago de una licencia anual y la multa por incumplimiento, que podría allegar al municipio sobre $1.6 millones anuales. Con este ingreso sufragarían el costo de implementar la ordenanza y atenderían el recogido de desperdicios sólidos y asuntos de seguridad.

El costo de la licencia es de $1,000 hasta 2 residencias o unidades muebles (como ‘campers’); $2,000 hasta 4 residencias o unidades muebles; y $3,000 por 5 residencias o más.

Al preguntarle al funcionario sobre el impacto que el costo de esta licencia tendría en el crecimiento del sector de alquiler a corto plazo, Romero Lugo respondió que está convencido de que no tendrá impacto por tratarse de una licencia que no es cara, frente a ingresos que son muy superiores.

Su posición la fundamentó en la información más reciente obtenida de la base de datos digital AirDNA, que reflejó que este mes hay cerca de 3,700 alquileres a corto plazo activos en la capital. Esta cantidad es tan solo de dos de las plataformas digitales: Airbnb, que ocupa el 83%; VRBO con 4% y el restante 13%, que está en ambas plataformas.

De estos espacios, 3,225 son propiedades alquiladas completamente —como casas o apartamentos— y 493 son habitaciones dentro de la unidad donde reside el propietario. En promedio, la tarifa diaria es de $150 la noche, y durante los pasados 12 meses el ingreso medio de estos alquileres fue de $2,434 mensuales aproximadamente.

“Es necesario enfatizar que mediante esta propuesta no buscamos proponer un impuesto ni arbitrio sobre lo que generan las personas que realizan estos alquileres. Por el contrario, queremos establecer una licencia y un registro que nos permita velar porque se cumpla con las leyes y que estos alquileres, por ejemplo, no choquen con los reglamentos de asociaciones de residentes de urbanizaciones o de condominios”, detalló el primer ejecutivo municipal.

Además, el proyecto de ordenanza dispone un periodo de 180 días para establecer todo el andamiaje administrativo necesario para implementar el reglamento. Luego de este periodo, los propietarios o administradores tendrán 180 días adicionales para cumplir con el requisito de licencia y registro.

Durante el proceso, la medida propuesta dispone que no se detendrá ni establecerá moratoria alguna sobre los alquileres a corto plazo en San Juan.

Quien incumpla con la ordenanza después de ese periodo, se expone a multas de $500 si fuese la primera vez, $1,000 una segunda ocasión y además estaría sujeto a que se le prohíba tener la licencia hasta por un año, y en la tercera ocasión, la multa se eleva a $2,500 y le pueden suspender la licencia hasta por tres años.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

reportera