residencia explosión Las Piedras

Propiedad destruida en Las Piedras a consecuencia de una explosión. 

El análisis del tipo de póliza de seguro con que cuenta el ciudadano como protección para su hogar —el activo más preciado de los puertorriqueños— cobra importancia tras la reciente explosión en la urbanización Mansiones de los Artesanos, en Las Piedras, que se sospecha fue provocada por un escape de gas y culminó con dos muertes y la demolición de la estructura.

Según se explicó, tanto lo que cubre el seguro como sus exclusiones debe ser evaluado por el dueño de hogar, porque independientemente de la desgracia sufrida, la situación inesperada no condona la deuda, según revelaron a EL VOCERO conocedores en el tema.

“El dueño de una hipoteca debe seguir pagándola, es un dinero que le prestó el banco. Aunque se desplome la casa, la deuda sigue ahí. La diferencia entre un préstamo personal y uno hipotecario es que existe un colateral, un activo, con el que se responde en el caso de que dejen de pagar”, explicó Pedro “Peter” Torres, presidente de la Asociación de Bancos Hipotecarios de Puerto Rico (Abhpr).

Si la vivienda ya no existe debido a que los daños hacen que no sea habitable o esté destruida en su totalidad, el banco puede reclamar el terreno donde ubica, pero todo depende de si la casa está asegurada y la clase de cobertura que tiene al momento del incidente.

“Estos eventos levantan una bandera roja, porque estas cosas pueden pasar. Si usted tiene tanques de gas en su hogar, debe tener una póliza que lo cubra. Aunque depende de la cubierta, porque las pólizas cubren algunas cosas y excluyen otras. También están los seguros de vida que saldan la casa en caso de muerte”, abundó.

Las explosiones se pueden cubrir

Roberto López, presidente del Comité de Propiedad y Contingencia de la Asociación de Compañías de Seguros (Acodese) y vicepresidente de Antilles Insurance, indicó que las explosiones son parte de la póliza hazard.

“La póliza hazard más común es la dwelling y cubre huracán, fuego, terremoto y explosión, pero las razones son por fuego provocado por un fallo eléctrico, un agente de presión como las calderas que se usan para las calefacciones y válvulas rotas. Habría que ver si la póliza incluye válvulas de un tanque de gas, si esa fuera la razón oficial de la explosión de acuerdo con la evaluación de las autoridades encargadas”, explicó López.

Detalló que algunas pólizas, luego de evaluar los daños a la propiedad, pueden cubrir un evento como el de una explosión de gas y otras no, por lo que habría que revisar las exclusiones.

En el caso de que el afectado no tenga una póliza que cubra el hogar, tendría que cubrir los gastos de las pérdidas ocasionadas por la explosión.

Daños colaterales

López señaló que debido a la explosión en la residencia de Mansiones de los Artesanos, se afectaron —aunque en menor grado— la mayoría de las viviendas de la urbanización, y los dueños podrán reclamar los daños estructurales a las casas, dependiendo de la cubierta que tenían al momento del desastre.

“Si el dueño de la casa que explotó no tiene seguro, es responsable de los daños a terceros y sus vecinos pueden demandarlo. Si los vecinos afectados tienen su póliza hazard están cubiertos en este tipo de situación que fue externa a su hogar”, informó el asegurador, quien tiene entre sus clientes a uno de los vecinos afectados tras el incidente en Las Piedras, con puertas y ventanas rotas por la fuerte explosión.