bancos
La bancarización sigue avanzando en la Isla. >Archivo/EL VOCERO

Los estímulos económicos del Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act (CARES Act), así como otras ayudas federales que han estado recibiendo los puertorriqueños han tenido como efecto un aumento en los depósitos bancarios y en la apertura de nuevas cuentas.

Según los datos del renglón de depósitos reportados a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) de los bancos comerciales, en los últimos años se ha visto un aumento en el efectivo. Esto se puede constatar con la tendencia alcista en el total de depósitos. En 2019 alcanzaba los $56.9 billones, mientras que en el 2020 fueron $75.7 billones y en el primer trimestre del 2021, el número reportado fue de $77.9 billones.

“La bancarización tiene implicaciones favorables para el consumidor y la población en general. En el caso de cuando surgen ayudas y alivios económicos que requieren ser solicitados y desembolsados mayormente a través de métodos electrónicos, siempre suele darse un alza en la bancarización de la población”, explicó la licenciada Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR). “Lo mismo ocurrió cuando el Seguro Social en su momento requirió que el beneficiario tuviera una cuenta para recibir sus pagos”, abundó.

La ejecutiva resaltó que actualmente el Departamento de Hacienda promueve el uso rápido y eficiente de los depósitos directos de los alivios económicos, por lo que la política pública del gobierno ha sido impulsar la bancarización, lo que ha sido clave para ayudar a evitar la economía informal y aumentar los recaudos contributivos.

“Existen jurisdicciones en las que se atan los servicios básicos a una cuenta bancaria para de esta manera contribuir a una liquidez mayor, a la eficiencia del servicio básico y a la economía formal”, añadió Álvarez.

Los datos de la Asociación corroboran que ha habido un incremento en las aperturas de cuentas bancarias y que no se han registrado cancelaciones o cierres fuera de lo normal.

“Tanto las agencias crediticias como el comportamiento en cuentas bancarias demuestran que el consumidor puertorriqueño utilizó sabiamente los estímulos económicos que recibió. La educación financiera, junto con la bancarización, son motores de desarrollo económico y social”, dijo Álvarez.

El estudio Media Brand Profiles (MBP) de la firma Gaither International, corrobora el alza en servicios bancarios, indicando que la bancarización en Puerto Rico, que significa que la población tenga algún tipo de servicio bancario, subió en julio de 2021 a 85%, cuando en enero estaba en 79% y en el 2019 en 65%.

“Este porcentaje ha ido creciendo. Que los consumidores tengan tarjeta de crédito aumentó de 38% a 45%, las cuentas de ahorro de 51% a 60%. Las tarjetas ATH con logo de Visa o Mastercard, aumentó de 50% a 56%. Los beneficiarios del PAN aumentaron de 25% a 31%”, confirmó el estudio que realiza la firma con sobre 450 participantes de 18 años en adelante.

Por su parte, Michelle Santiago, primera vicepresidenta de Productos de Depósito y de Banca Electrónica de FirstBank, también confirmó que los depósitos han tenido un crecimiento sostenido durante la pandemia.

“Hubo un crecimiento bien marcado en aperturas de cuentas durante el segundo y tercer trimestre de 2020, mayormente por las aperturas de cuenta para recibir los incentivos de asistencia por pandemia. La apertura de cuentas continúa a un buen ritmo, desde que comenzó la pandemia, el total de cuentas continúa en aumento mes tras mes”, declaró Santiago.

Previamente, el Banco Popular —institución bancaria más grande en la Isla— le había indicado a EL VOCERO que mantienen aproximadamente 1,552,204 cuentas de depósitos activas.

En cuanto a las cooperativas, el panorama ha sido muy parecido al de las instituciones bancarias, reflejando incrementos en las cuentas y servicios.

“Cuando comenzaron las ayudas federales hubo un aumento de depósitos en las cooperativas del País. En los últimos dos meses no ha habido retiros de efectivo significativos de parte de los socios. Al contrario, el sistema cooperativo presenta un aumento de 102,490 socios, del 2020 al 2021. Se ha visto aumentos en la cartera de préstamos personales, productos hipotecarios y tarjetas de crédito”, informó Keishla Molina, directora ejecutiva de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas.

El Banco Mundial establece que los países que mantienen altos índices de pobreza poseen un mayor número de personas desprovistas de servicios bancarios. La firma Gaither International estimó que en Estados Unidos el 94% de la población tiene una cuenta bancaria.

Aumentan también las transacciones digitales

La necesidad de mantener el distanciamiento físico tras la crisis sanitaria del coronavirus ha forzado un cambio en los hábitos de compra de los puertorriqueños que ha resultado en un aumento significativo en las transacciones digitales y una disminución del efectivo que corre en los comercios locales.

Una encuesta realizada por MasterCard y Americas Market Intelligence (AMI) en 13 países de la región de América Latina y el Caribe (LAC) demostró que Puerto Rico se convirtió en el segundo país donde más compras digitales se realizaron durante la pandemia, lo que supuso un crecimiento de 48% en este segmento. Esto, a su vez, generó una merma de 65% en el uso de efectivo en la Isla.