Iván Báez, director corporativo de Walmart.

Iván Báez, director corporativo de Walmart. >Archivo/EL VOCERO

En medio de los retos económicos que atraviesa el sector comercial, decenas de empresas puertorriqueñas fueron galardonadas con el Golden Ticket para comenzar a mercadearse en Walmart, lo que abre una puerta a la exportación de productos del País, según Iván Báez, director corporativo de la megacadena.

Walmart sumó unos 50 suplidores de la Isla en casi todas las categorías, como resultado del Open Call PR que realizó la empresa este año. Los productos de las compañías de Puerto Rico estarán disponibles en las góndolas a partir del próximo año.

“Lo que estamos haciendo es un motor de propulsión económica para generar empleo, que nuestros clientes tengan esos productos hechos en Puerto Rico en nuestras tiendas. Yo considero que ha sido un éxito y que es una iniciativa buenísima”, aseguró.

Aunque esta es la cuarta edición anual del Open Call PR en la Isla, Walmart comenzó hace más de 15 años la inserción de suplidores del patio a sus sucursales en Puerto Rico.

En esta edición entraron cinco suplidores de productos congelados; dos en el departamento de frutas y vegetales; tres en el área de carnes, servicios de repostería y artículos para mascotas; 10 en la sección de alimentos, cuatro en licores, artículos de limpieza y jardinería; dos suplidores de temporada y de autos; uno para pinturas, y otros tres para joyería y el área de libros y revistas.

Los comerciantes ganadores podrán vender sus productos en las tiendas al detal Walmart y en la tienda al por mayor Sam’s Club.

Báez enfatizó en el beneficio que representa para los comerciantes, porque les abre una puerta para exportar productos del País a otras jurisdicciones de Estados Unidos, con el U.S. Open Call.

“Es una iniciativa que promueve la innovación y que las compañías que manufacturan sus productos en Puerto Rico, traigan productos nuevos para vender aquí y eventualmente crecer para exportar en tiendas Walmart en Estados Unidos. De eso se trata, de generar actividad económica apoyando los empresarios locales”, indicó Báez.

De acuerdo con los datos publicados por la cadena norteamericana, esta edición del Open Call PR sobrepasó la meta de $20 millones que establecieron en 2018, aumentando la cantidad a $60 millones, y es la edición con más compra a suplidores del patio, por lo que el directivo de la cadena aseguró que continuarán abriendo estas ventanas al comercio de la Isla.

Por su parte, el secretario de la asociación Hecho en Puerto Rico, Francisco Oramas, señaló que siete de los suplidores que tienen el Golden Ticket este año, son socios de esta asociación y resaltó su importancia para el desarrollo económico del País.

“Nosotros estamos súper contentos con ellos... número uno. Número dos... nosotros creemos que esto es una gran oportunidad para seguir creciendo el empresarismo local y que de aquí haya oportunidad de crecimiento. Obviamente, eso implica mayor mano de obra empleada aquí”, destacó.

Hecho en Puerto Rico ofrece ayuda a los negocios en los que esta asociación colabora, particularmente en estrategias de mercadeo y planes de negocio a mediano y largo plazo.

“Al ser seleccionados por Walmart, Hecho en Puerto Rico les puede dar ese apoyo para trabajar esas cosas que Walmart quizás les pida más adelante para satisfacer lo que la empresa quiere lograr. No es exclusivamente a ellos, es un servicio que da la asociación a todos los socios y no socios”, indicó Oramas.

El portavoz de la asociación destacó que hay socios —como los supermercados Econo— que también ofrecen oportunidades a las empresas y agroempresas puertorriqueñas.

En tanto, el secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González, destacó que luego del huracán Fiona, la entrada de los productos agrícolas a los supermercados del País se ha recuperado, y que la leche, el ñame, la calabaza, el recao, el cilantrillo y el café son los de mayor demanda.

“Los agricultores están cosechando lo poco que se recuperó del huracán (Fiona). Del área central se logró cosechar ñame y del área sur calabaza. La cosecha de café continúa. La industria lechera está 100% recuperada, aunque estamos en el ciclo de baja producción, pero en diciembre y enero tiende a subir”, expresó González .

El secretario informó que para enero y febrero se espera la cosecha de melones, calabaza y repollo. Mientras que para verano proyectan la recolección de papaya.

Además, indicó que los hidroponistas y viveristas han logrado reponer los cultivos con las ayudas que otorgó Agricultura, y espera que en los próximos dos meses haya más lechuga y cilantrillo en los supermercados.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.